Los coches alimentados por GNC son los que gastan menos en combustible

La ausencia de una red de surtidores de GNC es el principal inconveniente de cara a su popularización

Los coches de GLP son más económicos que los de gasolina o diésel, pero su ventaja varía en función del precio del resto de carburantes

El GNC (Gas Natural Comprimido) es el combustible más económico del mercado según el resultado de un ensayo comparativo efectuado por el equipo de pruebas de coches.net en el que participaron vehículos propulsados por diferentes carburantes. En concreto, los periodistas de coches.net compararon un modelo gasolina, uno diésel, uno híbrido, uno alimentado por gas licuado de petróleo (GLP) o autogás y uno de gas natural comprimido (GNC).

“Queríamos ayudar a los usuarios a descubrir el ahorro potencial que ofrecen los coches híbridos, de GLP y de GNC respecto a los convencionales de gasolina y diésel. Por este motivo, organizamos una prueba con cinco modelos del segmento C, el de más venta en nuestro mercado, para conocer su consumo real y el precio del combustible utilizado en cada uno de los casos” explica Joan Dalmau, Director Editorial de coches.net.

El equipo de probadores dispuso de un Volkswagen Golf 1.0 TSi de gasolina con motor de 3 cilindros, 1 litro de cilindrada y 110 CV, un tipo de motor “downsizing” cada vez más habitual en los modelos de gasolina, de un Peugeot 308 1.5 HDi diésel, con un propulsor de nuevo desarrollo con 130 CV, de un Toyota Auris Hybrid, el modelo de este tipo más vendido en España, con un motor de gasolina de 100 CV y otro eléctrico para una potencia conjunta de 136 CV, un Fiat Tipo 1.4 EcoDrive con motor de gasolina de 120 CV apto para usar GLP y un Seat León 1.4 TGI con un motor que funciona tanto con gasolina como con GNC de 110 CV de potencia.

Con los cinco vehículos, el equipo de pruebas de coches.net realizó un recorrido de 500 kilómetros con salida y llegada en L’Hospitalet de Llobregat (localidad en la que existe una gasolinera de GNC situada a apenas 200 metros de una estación de servicio con GLP). Los primeros 300 km fueron por carretera hasta La Jonquera donde se repostaron los dos coches de gas y los 200 km restantes por autopista, utilizando el control de crucero y a 120 km/h. de velocidad. Los cinco probadores participantes se intercambiaron los coches cada 100 km para que los diferentes estilos de conducción no afectaran al resultado final de la prueba.

Los resultados de la prueba de 500 kilómetros fueron los siguientes en términos absolutos y de consumo medio:

Modelo Combustible Litros/kg gastados Consumo medio
VW Golf Gasolina 27,05 litros 5,41 l/100 km
Peugeot 308 Diésel 27,21 litros 5,44 l/100 km
Toyota Auris Híbrido 27,26 litros 5,45 l/100 km
Fiat Tipo GLP 45,78 kilos 9,15 kg/100 km
Seat León GNC + gasolina 18,48 kg + 0,85 l. 3,69 kg/100 km

Y estos, los resultados en términos económicos:

Modelo Combustible Gasto en euros Gasto en €/100 km
VW Golf Gasolina 35,95 € 7,19 €/100 km
Peugeot 308 Diésel 34,46 € 6,89 €/100 km
Toyota Auris Híbrido 36,23 € 7,24 €/100 km
Fiat Tipo GLP 30,67 € 6,13 €/100 km
Seat León GNC + gasolina 16,19 € 3,23 €/100 km

Los precios de los combustibles corresponden a los que estaban en vigor el día 25 de enero de 2018. El repostaje de gasolina, gasoil y GLP se realizó en estaciones de servicio Repsol y el de GNC en una estación de Gas Natural (L’Hospitalet de Llobregat) y una de HAM (La Jonquera).

La valoración final de la prueba es que los modelos propulsados por GNC son los más económicos con mucha diferencia ya que suponen un ahorro de, al menos, un 50% con respecto al resto de combustibles disponibles en el mercado.

La prueba demostró también que algunos modelos de gasolina han conseguido igualar el rendimiento de los diésel en términos de consumo y que los híbridos gastan aproximadamente lo mismo que estos últimos y que los mejores modelos de gasolina. Sobre estas conclusiones, Joan Dalmau comenta que “el Golf TSI de gasolina de la prueba consiguió un consumo realmente muy bajo, lo que demuestra que la nueva hornada de motores tricilíndricos de gasolina son muy competitivos en cuando a eficiencia termodinámica. De todas maneras, conviene precisar que el coche utilizado llevaba unos neumáticos Michelin Energy Saver más eficaces que los que montaba, por ejemplo, el Peugeot 308 Diésel, unos Pilot de la misma marca, más orientados al agarre. En nuestras pruebas es la primera vez que conseguimos que un coche de gasolina iguale el consumo de un diésel más o menos equivalente, mientras que en el caso de los híbridos esto es más habitual. Además, los híbridos, como el Toyota Auris, son más ahorradores en ciudad que en carretera y nosotros centramos nuestra prueba en este último ámbito.”

Respecto a los coches de gas, Dalmau explica que “los modelos de GLP son muy competitivos, sobre todo cuando los precios de la gasolina y el diésel aumentan, ya que el GLP tiene regulado su precio por una directiva europea y eso hace que sea estable y no existan diferencias entre compañías suministradoras. En cuanto al GNC, el resultado final demuestra que, si aumenta la red de estaciones de servicio –unas 50 actualmente, que serán 100 a finales de 2018 en toda España- y si los precios se mantienen en el nivel actual y no se encarece, este combustible es, sin lugar a dudas, el más competitivo con mucha diferencia”.

El combustible de un coche de GNC cuesta 3,23 € cada 100 km, menos de la mitad que el de un coche de gasolina equivalente

AC_A8847

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*