Facua considera que el nuevo Plan de Vivienda del Gobierno es “una cínica tomadura de pelo”

Señala que fomenta la especulación y que el acceso a las ayudas está restringido

Viviendas en la Avenida de Italia (Huelva)

Facua-Consumidores en Acción critica que el nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 aprobado este viernes por el Consejo de Ministros es una “cínica tomadura de pelo” de un Gobierno que “sigue fomentando la especulación, al no conocer de momento su cuantía y tener unos requisitos de acceso demasiado restringidos”.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha valorado que el Plan de Vivienda es “demagogia barata para fingir empatía con la gente que no tiene capacidad para acceder a un piso”, tras conocer sus caracerísticas. “El Gobierno sigue sin actuar para frentar la especulación y ahora aprueba un Plan cuyas ayudas excluyen a la mayor parte de quienes la necesitan para poder acceder a un piso en alquiler: los consumidores de entre 35 y 65 años”, plantea Sánchez.

La asociación considera que las medidas son “claramente insuficientes” y lamenta que el Ejecutivo no haya planteado un cambio en la Ley de Arrendamientos Urbanos, que limita a tres años la duración de los contratos, “lo que impide el acceso a un piso para vivir a medio y largo plazo y fomenta la especulación de los arrendadores“. Facua recuerda que el Gobierno “sigue sin acometer reformas legales que frenen la especulación y los abusos hipotecarios por parte del sector financiero”.

Las condiciones para acceder a las ayudas de alquiler establecen que se debe ser menor de 35 años, o mayor de 65, no tener una vivienda en propiedad y unos ingresos menores a 22.365 euros al año. Además, los mayores podrán pedir una ayuda de 200 euros para el pago de suministros y las personas afectadas por desahucios podrán recibir hasta 400 euros para el alquiler.

Facua denuncia que las condiciones que se exigen para acceder a estas ayudas son “demasiado restringidas”, lo que “dejará sin posibilidad de acceder a muchas personas, tanto por su nivel de ingresos como por su edad”. El hecho de no tener un piso en propiedad resulta razonable, señala la asociación, pero reclama que se tenga en cuenta a ciertos perfiles de usuarios que son copropietarios de un inmueble pero no pueden acceder a él, como personas divorciadas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*