Ferran Font echa de menos la ayuda de acceso al crédito de jóvenes que quieren comprarse una casa

El directivo de pisos.com señala que la primera vivienda continúa sin impulsarse

El nuevo plan de vivienda contempla numerosas ayudas

Ferran Font, el director de Estudios de Pisos.com, asegura que el nuevo plan de vivienda nace con el objetivo de aportar soluciones a las necesidades más urgentes del mercado actual, “pero -dice- no lo hace exento de polémica”. “En el sector hay dudas sobre la efectividad real de las ayudas anunciadas y destinadas, principalmente, a colectivos vulnerables como los jóvenes o los mayores de 65 años”, ha comentado Ferran.

En cuanto a las ayudas del alquiler, ha señalado que con estas medidas “se corre el riesgo que ese aumento de la capacidad de pago del inquilino se traslade a los precios de los alquileres, provocando el efecto contrario al deseado”. En este sentido, recuerda que contamos con experiencias anteriores que han puesto en evidencia este sobrecoste. “Lo que sí vemos coherente es que se diseñen programas para aumentar el parque de vivienda social en grandes ciudades con ayudas a los promotores, ya sea para la nueva construcción como para la renovación”, explicó Ferran Font, quien asimismo declara que se reciben con agrado las ayudas a las rehabilitación, “que por primera vez se concederán a viviendas de forma individualizada, y no al conjunto de la finca, también constituyen una novedad”.

Respecto a las ayudas a la compra, el directivo de pisos.com indica que la decisión del gobierno de limitarlas a municipios de menos de 5.000 habitantes es bastante acertada, ya que podrían tener su impacto positivo en este tipo de localizaciones, donde la demanda está ajustada a la oferta o es claramente inferior. “Efectivamente, la  operatividad de estas ayudas hubiera estado comprometida en grandes ciudades, donde los precios están muy presionados”, ha dicho. “Es más, lo más probable es que no hubieran ayudado a rebajar esta tensión, sino que la hubieran incrementado”, comenta Ferran Font.

Para Font “el problema de fondo en las ubicaciones más calientes es que si la primera vivienda continúa sin impulsarse, por ejemplo, agilizando la gestión del suelo urbanizable para obra nueva, el mercado seguirá dependiendo del comprador de reposición, cronificando la existencia de una demanda embalsamada”.

En resumen, empieza el recorrido de un nuevo plan de vivienda a cuyas consecuencias habrá que estar atento, siguiendo su evolución, pero Ferran Font señala que se echa de menos una intervención en uno de los mayores problemas del sector inmobiliario en España: La ayuda al acceso al crédito de jóvenes que quieren comprarse una casa, “pues no han tenido capacidad de ahorro los últimos años debido a la precariedad laboral”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*