Industria y Energía preparan un nuevo plan de ayuda al vehículo alternativo

Vehículo alternativo

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital trabajan conjuntamente en la creación de un nuevo plan para impulsar ayudas a los vehículos alternativos, que aunaría los anteriores Movea y Movalt.

El nuevo plan conjugaría el extinto Plan Movea de ayuda a la compra de vehículos alternativos y el Plan Movalt, vinculado a la creación de infraestructura para este tipo de automóviles, aunque también recogía incentivos a la compra y apoyo a la I+D.

Se trataría de un nuevo programa con un presupuesto “similar” a los planes realizados en 2017, pero no se sabe “cuándo va a salir”, debido a que por el momento se sigue con los presupuestos prorrogados de 2017.

El Plan Movea fue impulsado en 2017 por el Ministerio de Economía para la compra de vehículos alternativos, con un presupuesto de 14,26 millones de euros. El programa recogía ayudas de hasta 5.500 euros para la compra de automóviles eléctricos y se agotó en 24 horas desde su lanzamiento.

Por su parte, el Plan Movalt fue aprobado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y contaba con un presupuesto total de 50 millones de euros: 15 millones para la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos, que se agotaron en 24 horas; 20 millones de euros para la ayuda a la adquisición de automóviles con combustibles alternativos, que también se repartieron en 24 horas; y 15 millones para el apoyo a iniciativas de I+D+i vinculadas con la movilidad eficiente y sostenible, que todavía no han sido repartidos.

En cuanto a los vehículos diésel, la secretaria general de Industria y de la Pyme, Begoña Cristeto, ha afirmado que todos queremos llegar a unos modelos de vehículos con energías limpias, pero ha indicado que hay que hacerlo de una forma “tranquila, sosegada pero decidida“, según dijo en un desayuno informativo organizado por el Foro de la Nueva Economía en colaboración con la Asociación Española de Normalización (UNE).

Actualmente casi el 70% del sector del automóvil en España son plataformas diésel, por lo que hay que trabajar para que se conviertan en coches de combustión alternativas. Además, la secretaria general cree que un vehículo Euro 3 “no tienen nada que ver con uno Euro 6 que hay en la actualidad, con unos automóviles totalmente eficientes con unos índices de contaminación muchísimos más bajos de lo que la ciudadanía piensa”.

La secretaria general ha afirmado que la intención del Gobierno es trabajar con los ayuntamientos y con las comunidades autónomas para coordinar las medidas para que todas las administraciones tengan una misma dirección, “y ser capaces de comunicar que hoy en día un vehículo diésel Euro 6 es un coche “eficiente y poco contaminante”.

Cristeto ha destacado el valor estratégico de la automoción, no sólo del coche autónomo y el coche conectado. Además, ha asegurado que está “segura” de que todo el sector está trabajando para posicionar a España como fabricante de esos tipos de coches.

Sin embargo, la secretaria general de Industria y de la Pyme ha afirmado en el mismo acto que, a pesar de que la automoción es uno de los sectores más importantes y con un mayor peso en la industria española, “nunca se va a hacer una Secretaría de Estado del sector, ya que ningún sector en concreto la tiene y desde la secretaría general se responde”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*