La Junta colabora con la Asociación Matilde en la difusión de la gastronomía de la Cuenca Minera

El delegado del Gobierno junto a los autores de 'La cocina tradicional en El Alto de la Mesa y la Dehesa'

El delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, ha acompañado a los autores, Francisco González y Horacio Perea, en la presentación del libro ‘La cocina tradicional en El Alto de la Mesa y la Dehesa‘, una iniciativa de la Asociación Matilde, un grupo de personas que trabajan para mantener vivo el patrimonio y las tradiciones de la Cuenca Minera onubense.

Romero ha recordado la colaboración de la Administración autonómica con esta publicación a través de una subvención destinada a la promoción de los valores e identidad andaluces, colaboración de la que ha salido esta publicación basada en una investigación etnohistórica.

El delegado del Gobierno andaluz ha destacado la importancia de mantener vivas nuestras tradiciones y riqueza cultural, como una forma de conocer nuestra historia y legar nuestro extenso patrimonio a las nuevas generaciones.

Por su parte, Horacio Perea, uno de los autores de la investigación, ha recordado que este proyecto surgió en el transcurso de un curso de formación sobre agricultura tradicional a un grupo de jóvenes que se complementó con la realización de unas prácticas en el Centro de Interpretación Etnológico Matilde Gallardo de Minas de Riotinto.

Esta asociación, señala Perea, nació de la inquietud de un grupo de personas que vive en el entorno de los huertos de Minas de Riotinto “que nos pareció importante que desde el punto de vista patrimonial y cultural estas recetas no se perdieran porque atesoran mucha riqueza”.

Francisco González explica que este libro “no es un recetario, sino una obra donde desde la gastronomía queremos rescatar aspectos de la cultura tradicional, sobre todo con aquellas guardianas de una cocina muy humilde y escasa de recursos”. Con esta cocina, continúa González, “se explican los modos de vida de la gente del entorno de Minas de Riotinto y los aprovechamientos directos que se hacían de esos huertos y de los recursos naturales”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*