La réplica de la Nao Santa María ya navega por aguas de Punta Umbría como embajadora universal

Inicia un viaje que le llevará a cruzar el Océano Atlántico

La Nao Santa María es la embarcación con la que Colón arribó a las costas americanas

Los astilleros de Punta Umbría han acogido la botadura de la réplica de la Nao Santa María, embarcación con la que Cristóbal Colón arribó a las costas americanas y seña de identidad de la  provincia de Huelva y de su vocación colombina. Una embarcación que, a partir de ahora, se convertirá en embajadora universal e itinerante de Huelva y su provincia. Así, hará escala en las Islas Canarias y, tras cruzar el Océano Atlántico, visitará Puerto Rico, además de una veintena de puertos de la Costa Este de los EE.UU, proyectando la imagen de Huelva y su provincia en cada puerto que visite.

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, la alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Águedo; el presidente del Fundación Cajasol, Antonio Pulido, el director de la Fundación Nao Victoria, José Fernández de Cabo, así como otras autoridades, como el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, y la subdelegada del Gobierno en Huelva, María Asunción Grávalos, han participado en la botadura de la réplica de la Nao Santa María, construida a escala real en los astilleros de Punta Umbría por la Fundación Nao Victoria, con el apoyo de la Diputación de Huelva y la Fundación Cajasol. En la construcción han intervenido un equipo de trabajo formado por ingenieros, artesanos carpinteros de ribera, cordeleros y rederos, entre otros oficios, con el fin de respetar con precisión y rigor histórico las formas y detalles de la nave original.

Caraballo ha asegurado que se trata de la embarcación conmemorativa del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos, “una nave que simboliza en esencia la culminación de un gran año 2017 para toda la provincia de Huelva, en el que los onubenses hemos celebrado lo que para todos ha sido mucho más que una efeméride”.

El presidente ha añadido que “siempre tuvimos claro que el espíritu de la conmemoración del 525 Aniversario debía seguir vivo, presente, adelante, más allá de finalizar 2017. Y es ese mismo espíritu el que nos mueve ahora con la nueva réplica de la Santa María, símbolo de la gran epopeya colombina y del carácter emprendedor y pionero de esta provincia, hace más de cinco siglos y, mucho más atrás, cuando era el referente en Occidente. Queremos ahora, más que nunca, profundizar en la esencial participación onubense en la historia y fortalecer los vínculos de España y el Viejo Continente con América, tierra querida, hermana, de la que Huelva es orgullosa embajadora en Europa”.

Por su parte, la alcaldesa de Punta Umbría, quien ha ejercido como madrina de la botadura, ha mostrado su satisfacción por lo que ha supuesto la construcción de la nao en materia de creación de empleo. “La mayoría de los 100 trabajadores que han participado en la construcción del barco son puntaumbrieños. Y a esto se suma que la mayoría de las empresas auxiliares contratadas son locales. Está claro que la obsesión del Ayuntamiento es el empleo. Para nosotros, la mejor forma de luchar contra la crisis es que la administraciones nos impliquemos en la generación de puestos de trabajo”, ha asegurado.

El presidente de la Fundación Cajasol, ha explicado que “es un honor poder estar presente en este acto de botadura de la Nao Santa María, un proyecto en el que, desde el principio, tuvimos claro que teníamos que colaborar, porque representa muchos de los valores que inspiran nuestra misión como entidad”. Además, Pulido quiso añadir que la reconstrucción de la Nao Santa María, “supone una oportunidad de reivindicar nuestra historia, de llevar la promoción de nuestra cultura y nuestro patrimonio a un nuevo nivel”.

Autoridades en el acto de botadura de la nave
Autoridades en el acto de botadura de la nave

Para Juan Miguel Salas, “la Fundación Nao Victoria ha realizado un gran inversión en la construcción de esta Nao Santa María, que me  enorgullece presentar ahora como símbolo  de nuestra historia marítima más universal, que está destinada  difundir nuestra cultura y el patrimonio de la provincia de Huelva por todo mundo”.

Proceso de construcción

La réplica de la Nao Santa María ha sido realizada gracias a un sistema innovador en el sector de la construcción naval de réplicas históricas de estas características que combina la construcción en fibra de vidrio y su posterior recubrimiento en madera. Esta técnica supone un enorme avance en cuanto a impacto ambiental, costes, perdurabilidad y mantenimiento del navío, lo que no afecta a sus formas y aspecto histórico, ni a su navegabilidad y maniobra.

Tras la primera fase de construcción del molde del casco se procedió a colocar “la piel” a base de aplicar capas de fibra de vidrio sobre el molde. Una vez finalizado el revestimiento exterior del casco, se trabajó en los elementos estructurales: los refuerzos longitudinales y los mamparos de la sala de máquinas y de proa, dispuestos a lo largo de la quilla de 10.000 kilogramos de lastre en barras de hierro corrugado. Paralelamente, comenzaron los trabajos de carpintería, dirigidos por un maestro de carpintería de ribera y un grupo de artesanos que han definido y moldeado todos los elementos de madera del barco.

La embarcación final pesará unas 200 toneladas y contará con una eslora máxima total de 28,30 metros y 7,96 metros de manga. Como la original, la réplica de la Santa María va a incorporar tres mástiles y un bauprés, siendo la altura del mástil mayor de casi 25 metros desde la línea de flotación. En la construcción se han empleado cerca de 90 m³ de madera de iroko, 250 m² de velas y unos tres kilómetros de cabos entre su jarcia firme y de labor.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*