El crudo vertido en la ría llega a la playa en el Parque Natural de Doñana y afecta a una franja de unos 200 metros

Fiscal acusa al Gobierno de "falta de comunicación" y Grávalos califica las críticas de "improcedentes"

El vertido de crudo ha llegado a la playa en el Parque Nacional de Doñana

El derrame de unos 50 litros de crudo por un buque que se encontraba descargado este martes en la monoboya de la refinería de Cepsa, a unas 12 millas de la costa, ha llegado sobre las 17.00 horas de este miércoles a la playa en el Parque Natural de Doñana, según ha confirmado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, si bien ha asegurado que ha afectado a “una franja pequeña entre 150 y 200 metros”.

Fiscal ha señalado desde el puesto avanzado situado en la playa del Asperillo, en el término municipal de Almonte, que pueden visualizarse “unas galletas de hidrocarburo muy dispersas”.  Según el consejero, la gestión y coordinación del incidente en el mar es competencia del Ministerio de Fomento, aunque al llegar a la costa, ya es de la Junta de Andalucía. En este punto, ha lamentado la “falta de comunicación oficial” por parte del Gobierno central. “Debería haber habido una comunicación sobre la activación del Plan Interior Marítimo en nivel 1 o de las actuaciones por parte del Gobierno, lo que nos hemos enterado por la prensa”.

Por su parte, el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco Romero, ha indicado que el contacto es “permanente” con la empresa, “responsable de limpiar el vertido” y ha asegurado que la situación “está bastante controlada en sí, porque no fue un vertido muy cuantioso, aunque tenemos que abrir un expediente para saber los motivos y, una vez conocidos, ver las consecuencias de afectación al medio marino y a la costa”.

Las acusaciones sobre la falta de comunicación por parte del Gobierno no han gustado a la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, que asegura que la Junta de Andalucía ha estado informada “desde el primer momento” del vertido de crudo. Grávalos ha calificado de “improcedentes” las críticas vertidas por el consejero Fiscal en torno a la comunicación interadministrativa del incidente y ha precisado que el capitán Marítimo de Huelva, Ángel Fernández, dependiente del Ministerio de Fomento, “ha estado en contacto permanente” desde ayer con el director del 112, Francisco Huelva, dependiente de la Consejería de Interior.

Esta misma comunicación se ha mantenido durante la mañana de hoy, asegura la subdelegada, cuando el capitán marítimo ha comunicado la activación del Plan Marítimo Nacional en situación 1 de emergencia y tres técnicos del 112 han acudido a la sede de Capitanía marítima para asistir a una simulación del alcance del vertido. En paralelo, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y la consejera de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, han estado en contacto para coordinar las actuaciones.

Por todo ello, la subdelegada ha pedido al consejero que “rectifique” sus críticas y “no trate de ocultar los problemas de coordinación interna del Gobierno andaluz culpando a los demás, ya que el problema de comunicación ha debido producirse entre las dos consejerías de la Junta”.

Grávalos ha dicho celebrar que, tal como ha reconocido el consejero, el impacto del vertido de fuel sobre la costa “haya sido mínimo” y ha recordado que el Gobierno de España y la Junta de Andalucía “siempre trabajan con lealtad y estrecha coordinación frente a las emergencias” y confía en que “siga siendo así”.

Desconexión de una manguera

El derrame del cruso se produjo este martes, sobre las 20.45 horas, por una desconexión de una manguera de descarga de un buque. La Delegación del Gobierno de la Junta ha activado a las a las 13.00 horas de este miércoles la situación 1 del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (Pecla) debido a este derrame. También han sido activados el Plan Interior Marítimo y el Plan Marítimo Nacional al detectarse una marcha de hidrocarburo en las proximidades de Mazagón, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Huelva.

Las causas que provocaron el incidente están siendo investigadas por los técnicos de la empresa Cepsa y la Capitanía Marítima ha abierto un expediente informativo para aclarar dichas circunstancias, asegura la Subdelegación del Gobierno.

Según ha explicado Cepsa, la activación de la válvula de seguridad, que garantiza la desconexión de la manguera de descarga en una situación de sobreesfuerzo, provocó un derrame de aproximadamente unos 50 litros de producto, “que se corresponde con el volumen del interior de la misma”.

Inicialmente fue activado el Plan Interior Marítimo de la terminal de Cepsa en fase de emergencia, movilizando medios marítimos tanto propios como ajenos, desplegando barreras anticontaminación. Parte del producto fue recogido por medios físicos absorbentes.

A primera hora de esta mañana se recibía del sistema satelitario de EMSA (Agencia Europea de Seguridad Marítima) una alerta de una mancha de hidrocarburo al Sudoeste de Mazagón. Tras ser verificada por la embarcación Salvamar Alkaid, se activaba el Plan Marítimo Nacional, pasando la dirección de la emergencia al Capitán Marítimo de Huelva. Ahora se confirma que el crudo ha alcanzado el Parque Natural de Doñana.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*