Más de 55 millones para 13.500 trabajos en centros especiales de empleo en Andalucía

La nueva convocatoria de ayudas a la contratación de personas con discapacidad aumenta el presupuesto

Centro especial de empleo de la Asociación Adipe en Málaga
El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ha informado en el Parlamento andaluz de que la nueva convocatoria de ayudas para los centros especiales de empleo, actualmente en tramitación, va a aumentar el presupuesto para el fomento del empleo de trabajadores con discapacidad hasta los 55,4 millones de euros, lo que supondrá la creación de 900 puestos de trabajo en el colectivo y el mantenimiento de otros 12.600 empleos.

Durante una respuesta parlamentaria, Javier Carnero ha resaltado que la convocatoria de este año supera ampliamente al gasto público que se dedicó a estos centros en 2017, cuando se destinaron 47,7 millones de euros que favorecieron la creación de 480 empleos y el mantenimiento de 14.300 puestos de trabajo de personas que sufren algún tipo de discapacidad.

Los centros especiales de empleo son empresas que cuentan con una plantilla compuesta como mínimo por un 70% de trabajadores con discapacidad en un grado igual o superior al 33%, y que pueden acceder a siete líneas de incentivos económicos distintos, entre los que están desde ayudas a la creación de empleo indefinido de personas con discapacidad (12.021 euros), hasta subvenciones al mantenimiento de los puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad (50% del Salario mínimo interprofesional) o inversiones en adaptación de puestos de trabajo y a la eliminación de barreras arquitectónicas.

Nuevos incentivos

Junto a este programa, Javier Carnero ha avanzado que la Consejería de Empleo sumará en breve nuevos incentivos a la contratación de personas con discapacidad en el marco del programa de Fomento del empleo industrial y medidas de inserción laboral de Andalucía, que dará preferencia al colectivo con incentivos entre 8.800 y 11.000 euros.

El consejero de Empleo ha reafirmado el compromiso del Gobierno andaluz con el colectivo de personas con discapacidad, y ha afirmado que las políticas de integración laboral son básicas para garantizar “tanto su desarrollo personal como su contribución al progreso de la sociedad en su conjunto”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*