Huelva despide a la Hermandad de Emigrantes que ya camina hacia El Rocío

Su recorrido por la capital ha sido este año más corto por decisión de la junta gestora

Petalada a Emigrantes en las puertas del Ayuntamiento

Los onubenses se han echado a la calle este miércoles para despedir a la Hermandad de Emigrantes, la primera de la capital onubense en salir hacia El Rocío y que cuenta este año con unas 1.800 personas, 200 caballos, 6 carros tradicionales, 24 tractores con remolques, 12 charrets y manolas y vehículos de apoyo.

Una de las grandes novedades este año ha sido que, tras los últimos tres años en los que la hermandad volvió al recorrido que le llevaba hasta la calle Blanca Paloma y la iglesia de Nuestra Señora del Rocío, en esta ocasión la junta gestora ha entendido que era conveniente recortar el recorrido por la capital para salir antes de la ciudad e iniciar el camino.

Antes de salir de la ciudad, son numerosas las muestras de cariño que ha recibido Emigrantes, y especialmente emotivas las ofrendas florales a las puertas de distintas administraciones. Un ejemplo ha sido el pequeño acto que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Huelva, con la ofrenda floral del alcalde de la capital, Gabriel Cruz, al Simpecado, así como la tradicional petalada al son de la Salve Rociera a cargo del coro Voces del Conquero y la Banda Sinfónica Municipal.

Ofrenda floral en Diputación

La hermandad también ha sido recibida por el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, a las puertas del Palacio Provincial, realizando la tradicional ofrenda floral al Simpecado. El presidente, acompañado por otros miembros del equipo de Gobierno de la Diputación, ha deseado un buen camino a todos los romeros que peregrinan con esta hermandad, así como con el resto de hermandades de la provincia que en estos momentos ya se encuentran realizando el recorrido hacia la aldea almonteña.

Al paso de la hermandad por la puerta de la institución provincial, Caraballo ha deseado al presidente de la Junta Gestora, Fernando Ramírez, que Emigrantes viva un buen Rocío y que el camino transcurra en paz y sin incidentes.

Caraballo ha recordado que la Diputación de Huelva pone todos los medios a su alcance para colaborar con la organización de la Romería del Rocío a través del Plan Romero y en el Plan Aldea, con una aportación valorada en cerca de 385.000 euros para que todo se desarrolle en perfectas condiciones y garantizar el buen estado, conservación y salubridad de los caminos y la seguridad. En este sentido ha subrayado que “nuestro deber como administraciones es velar por la seguridad de las personas, tanto en el camino, como durante la estancia en la aldea y el regreso de los romeros”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*