El AVE a La Meca circulará a pleno rendimiento en septiembre de 2019, con casi tres años de retraso

De la Serna destaca que "acomoda los plazos a la realidad" del proyecto y "garantiza su sostenibilidad"

El AVE del Desierto comienza a funcionar en pleno rendimiento en septiembre de 2019

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha considerado positivo y satisfactorio el acuerdo sobre la nueva fecha de puesta en servicio del AVE La Meca-Medina alcanzado por el consorcio de empresas españolas que acomete el proyecto con el Gobierno de Arabia Saudí. De la Serna, que se reunió con la Confederación de Empresarios de Andalucía, dijo que el pacto permite “acomodar los plazos a la realidad de la situación del proyecto, y garantiza su sostenibilidad en virtud de los 210 millones de euros que cobrará el grupo de empresas”.

El titular de Fomento reconoció que la consecución del nuevo acuerdo ha llevado mucho tiempo. “Ha sido una negociación discreta, pero intensa”, comentó.

El AVE entre La Meca y Medina que un grupo de empresas públicas y privadas españolas se adjudicó a finales de 2011 por unos 6.700 millones de euros, constituye uno de los proyectos más emblemáticos y señas de identidad de la ‘marca España’, para De la Serna, volviendo a incidir en que “la solución alcanzada es muy positiva y satisfactoria”, ya que que en el pacto se contempla la puesta en servicio comercial de la línea con una oferta y una velocidad limitadas en septiembre de este año y fija la puesta en circulación a pleno rendimiento y según lo fijado en el contrato en septiembre de 2019.

El contrato de 2011, ha supuesto en la colocación de las vías de la línea, de 450 kilómetros de longitud, e instalar toda su superestructura, esto es, todos los sistemas asociados (electrificación, seguridad y telecomunicaciones, entre otros). También abarca el suministro de los trenes por parte de Talgo y la explotación del corredor por Renfe.

Esta última fecha supone un retraso de casi tres años respecto al plazo inicialmente fijado para comienzos de 2017, y la segunda fecha de demora que se pacta con Arabia, tras la que convino para marzo de este año, que tampoco que pudo cumplir.

AVE a la Meca

El AVE La Meca-Medina empezará a prestar servicio comercial a pleno rendimiento, con circulaciones diarias y a una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora, en septiembre de 2019, casi tres años después de la fecha inicialmente fijada para comienzos de 2017.

El denominado ‘AVE del Desierto‘ se pondrá en marcha un año antes, en septiembre de este año, si bien lo hará con una oferta y una velocidad inferiores a las previstas, pues inicialmente circulará sólo cuatro días a la semana y a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Así se ha fijado en el nuevo acuerdo que el consorcio de empresas españolas encargadas del proyecto ha alcanzado con la Saudi Railways Organization (SRO), órgano público árabe promotor del proyecto.

Se trata de la segunda ocasión en que el grupo español pacta con Arabia posponer la puesta en servicio del denominado ‘AVE del Desierto’, uno de los mayores proyectos logrados en el exterior, estimado en unos 6.736 millones de euros.

Toda vez que se incumplió el plazo original de puesta en servicio a comienzos de 2017, se fijó una nueva fecha para marzo de 2018, que tampoco se pudo acometer.

El consorcio ha atribuido estas demoras a las obras que acometen otras empresas en el proyecto, tales como la ejecución de la plataforma de la línea que es ejecutada por firmas chinas o la construcción de las estaciones por parte de empresas locales. Así se han evitado las penalizaciones por retraso.

COBRO DE 210 MILLONES

De hecho, en virtud de este nuevo acuerdo con Arabia, el consorcio español cobrará 210 millones de euros para la prestación del servicio, según informó este grupo de empresas en un comunicado. Y percibirá otros 35 millones de euros por los servicios de demostración que lleva a cabo desde el pasado 31 de diciembre e irá “progresivamente recuperando los avales que el consorcio puso como garantía a medida que entren en operación los distintos elementos del proyecto”.

Este consorcio que a finales de 2011 se hizo con este ‘macroproyecto’ está compuesto por las empresas públicas Renfe, Adif e Ineco, y las firmas privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo. Esta última compañía suministra los trenes AVE y, según informó recientemente, tiene listos 33 de los 36 que integran el proyectos, 16 de los cuales están ya en Arabia. De su lado, Renfe se encargará de prestar el servicio, que será así el primero que realice fuera de España.

FASES

En concreto, el acuerdo establece que el AVE se ponga en servicio comercial en septiembre de 2018, pero sólo circulará cuatro días a la semana (martes, jueves, viernes y sábado), a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y con paradas en dos de las cinco estaciones que incluye la línea, la de Yeda y la de Kaec, la denominada ciudad económica.

En una segunda fase, a partir de enero de 2019, el AVE árabe comenzará a prestar servicio diariamente, pero seguirá manteniendo limitada su velocidad. Además, en los cuatro primeros meses del próximo año se deberá incluir una tercera parada al trayecto, la que conecta con el aeropuerto internacional.

La tercera y definitiva fase será septiembre de 2019, cuando el AVE ya tendrá que funcionar a pleno rendimiento según lo pactado en el contrato y alcanzar así la velocidad máxima de 300 kilómetros por hora.

El consorcio seguirá realizando los viajes de prueba y demostración que comenzó prestar en diciembre de 2017 hasta la puesta en servicio comercial en septiembre de este año. Un total de 4.500 pasajeros invitados por Arabia han participado ya en estos ‘service demonstration’.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*