Medio Ambiente clausura el XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes

Durante su intervención, ayer en Torrevieja, mostró su apoyo a los regantes

Clausura del XIV Congresos nacional de Comunidades de Regantes

La secretaria de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, María García Rodríguez, ha clausurado ayer, en Torrevieja (Alicante), el XIV Congreso Nacional de Comunidades de Regantes, en el que ha destacado que “el futuro del regadío español pasa por la capacidad de afrontar los retos medioambientales a los que nos enfrentamos y saber adaptarse a ellos”, además de apoyar a los regantes, a los que ha animado “a seguir trabajando por el futuro del agua, un reto que nos compete a todos y para el que el Gobierno está trabajando en el marco del Pacto Nacional por el Agua”.

La agricultura representa el 11% de las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país, pero también supone (en especial el regadío) un importante sumidero de carbono, que contrarresta las emisiones. El Gobierno prepara el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que dedica una especial atención al sector agrícola.

“El cambio climático es un desafío global, el mayor y más urgente que afrontamos y tiene un impacto directo en el incremento del estrés hídrico. El Gobierno es consciente de ello y trabaja para que la defensa del medio ambiente sea una de las tareas más relevantes en el presente y en el futuro”, ha resaltado García Rodríguez.

PACTO NACIONAL POR EL AGUA CON VOCACIÓN DE PERMANENCIA

Durante su intervención, la secretaria de Estado de Medio Ambiente ha destacado los grandes objetivos del Pacto Nacional por el Agua en el que está trabajando el Ministerio, unas “grandes líneas en las que tenemos que ser capaces de sumar voluntades y compromisos para lograr el mayor acuerdo de futuro que tiene que tener vocación de permanencia y abrir así un camino de mejora permanente”, ha señalado.

Entre estos objetivos, lograr el cumplimiento de los objetivos ambientales para avanzar en el buen estado de los sistemas hídricos; la atención a las demandas y déficit hídricos, incorporando nuevas infraestructuras y mejorando las existentes; fomentar la eficiencia en los usos del agua y proteger a personas y bienes frente a los riesgos de inundaciones, poniendo en marcha planes de gestión de riesgos ante estas catástrofes; acciones de mejora en materia de gobernanza del agua, garantizando los compromisos adquiridos con la Unión Europea en materia financiera; incentivar el uso eficiente del agua, fomentar la innovación e investigación y disponer de comunidades de regantes cada vez mayores y más profesionalizadas.

La secretaria de Estado de Medio Ambiente también ha hecho hincapié en que “el camino hacia un desarrollo económico sostenible pasa por hacer más con menos y mejor, con el objetivo de defender el medio ambiente haciendo una buena gestión del agua. y establecer un modelo económico que genere cada vez menos residuos”.

En este punto, ha destacado la elaboración de la Estrategia Española de Economía Circular, que se prevé que pueda aprobar en verano el Consejo de Ministros (actualmente se estudian las alegaciones recibidas en el proceso de información pública) para avanzar hacia un desarrollo más sostenible.

 

María García Rodríguez ha destacado la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética como “una herramienta de consenso para afrontar uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos, el cambio climático”

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*