La ONU dice que España “excluye” a los alumnos con discapacidad en el sistema educativo

La ONU advierte de las "graves violaciones" del derecho a la educación de los discapacitados

El Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas afirma que España “segrega” y “excluye” a los alumnos con discapacidad, principalmente intelectual, en el sistema educativo general y advierte de las “graves violaciones sistemáticas” del derecho a la educación de este colectivo.

Para este organismo, el Estado español vulnera el artículo 24 de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad sobre el derecho a la educación al mantener estructuras y dispositivos “discriminatorios y segregadores”, incompatibles con el tratado internacional, firmado y ratificado por España hace más de una década.

En concreto, el Comité observa que “no existe una noción clara de lo que es el interés superior del niño” en materia de educación inclusiva y apunta que la justificación médica de la discapacidad es la más común, de manera que las administraciones educativas siguen considerando que este interés superior del menor con discapacidad es acceder a una “educación especializada en centros especiales”.

Prestador de apoyo

El informe advierte de que existen casos en los que se obliga a los padres a cambiar al niño de centro educativo cada año, mientras otros dividen su semana yendo a dos escuelas diferentes lejos de su domicilio, a veces en lados opuestos de la ciudad. En estos supuestos, el Comité alerta de la “poca consideración” que se presta al impacto que tiene para el niño la ausencia de un prestador de apoyo, de un grupo, o de un centro educativo de referencia. También advierte de la falta de apoyos financieros, materiales y emocionales a las familias de niños y niñas con discapacidad.

Asimismo, observa que en el sistema educativo español no hay un “reconocimiento generalizado” del modelo de derechos humanos de la discapacidad y que existe “falta de acceso” a la educación inclusiva y de calidad para las personas con discapacidad, pues, a su juicio, la inclusión se entiende entre el profesorado “como un método pedagógico y no como un derecho”.

Conforme a la jurisprudencia, el Comité recuerda que un sistema inclusivo basado en el derecho a la no discriminación e igualdad de oportunidades, requiere la abolición del sistema separado de educación para estudiantes con discapacidad en centros especiales y plantea que los recursos que se destinan a estos se transfieran al sistema ordinario para posibilitar a los alumnos con dificultades de aprendizaje los apoyos necesarios.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*