3 de cada 5 consumidores compran productos rebajados que no necesitan

El 70% afirma haber comprado algún producto después de ver el anuncio

El 93% de los españoles compara precios en internet antes de comprar, aunque luego el 25% compre en tienda física

Si bien todavía queda mucho por hacer, son muchos los países que, tras la crisis financiera de 2008 han empezado a recuperarse. Una realidad que se ha plasmado también en un incremento del empleo y en la reactivación del gasto, especialmente de aquel que tiene que ver con productos que no son de primera necesidad y en el que el marketing cobra un papel especialmente relevante. Pero, ¿cómo influye realmente en lo hábitos de compra de los ciudadanos?

Según el último informe del comparador de seguros Acierto.com, 3 de cada 5 consumidores afirman que la publicidad es capaz de condicionarles. Y aquí no nos estamos refiriendo a los anuncios, sino también a la disposición de los productos en los comercios, al diseño de los envases, y a la propia creación de imagen de marca; es decir; a los valores que asocian los consumidores a una determinada firma.

Así, el 70% de los encuestados reconoció haber comprado algún producto al ver el anuncio. Y es que para el 63%, visualizarlo incrementó su confianza hacia la marca (el 15% incluso comentó que la publicidad le daba más “caché”). El 12% lo hizo porque le divirtió el spot y el 25% restante porque llegó a verse identificado. El packaging tampoco pasa desapercibido, sino que 3 de cada 5 afirmó haber comprado algún artículo porque tenía un envase bonito. El estudio del comparador también revela que hasta el 62,5% adquiere productos rebajados aunque no los necesite. Eso sí, el 23% matizó que se trata de bienes “no perecederos”.

Respecto a la imagen de las marcas, 2 de cada 5 compradores asocian determinados valores como la honestidad y la tradición a al menos una de ellas. La alimentación es la gran protagonista de esta lista, con “representantes” como Cola Cao, Coca-Cola, Casa Tarradellas, La Piara y Chocolate Valor a la cabeza. También se cuela el sector automovilístico, el tecnológico y un tanto menos el de la limpieza -con Lejía Conejo y Fairy-.

La mayoría de consumidores, además, afirman tener esta percepción como consecuencia de una buena experiencia personal. La trayectoria de la propia marca, asimismo, es determinante para el 32%. Mientras que el 14,3% y el 13% atribuyen esta apreciación positiva a las recomendaciones de terceros y a la publicidad, respectivamente.

Hábitos de compra

Más allá del comercio físico y de las estrategias del merchandising, no podemos olvidarnos de las adquisiciones a través de la web: según los datos de Acierto.com, el 62% de los encuestados prefiere comprar online en lugar de hacerlo en la tienda convencional. Además, la mayoría de los que lo hacen quieren encontrar el mejor producto o servicio en el mercado por el menor precio posible y, desde la llegada de internet, la oferta se ha multiplicado exponencialmente.

Según un sondeo del comparador de seguros Acierto.com el 93% de los españoles compara precios en internet antes de comprar. Y de estos, casi dos tercios finalizan la compra en el propio site online. Un 25%, sin embargo, realiza el proceso de compra en la tienda física y el 7,5% lo hace a través de teléfono.

Algunos de los factores que explican estas diferencias son la edad y el sexo: los que más compran a través de internet son los hombres menores de 25 años (casi el 70% lo hacen, un 14% más que ellas). Sin embargo, un 26,7% de las mujeres menores de 25 años utilizan internet para hacer consultas y comparaciones, pero finalizan la compra en una tienda física (en el caso de los hombres solo lo hacen un 19,6%).

Si nos fijamos en los varones de entre 55 y 65 años, son 4 de cada 10 los que prefieren realizar la compra físicamente previa comparación online. Las mujeres de esta franja de edad que se suman a esta tendencia son solo el 25,81%.

“El tipo de productos también influye en el proceso de compra, en dónde y cuánto comparamos y en el canal de venta favorito. Por ejemplo, productos de precio elevado como en el caso de la electrónica se prestan más a un mayor análisis, no solo de precio sino de características técnicas, y puede ser más frecuente que la compra se realice a través de Internet. En cambio, en el caso de la moda es posible que, aunque el usuario mire y consulte opciones, decida ir a una tienda física a realizar la compra”, explica Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. “En el caso de los bienes intangibles, como los seguros de coche, se hace especialmente relevante comparar antes de tomar una decisión ya que puede haber hasta 1000 euros de diferencia entre una póliza y otra para el mismo riesgo asegurado.”

En cuanto a los productos que se compran por internet, uno de los que más se consumen son los tecnológicos. Según el sondeo de Acierto.com más del 50% de usuarios han comprado tecnología en alguna ocasión. También más de la mitad ha comprado ropa o complementos online y han planificado un viaje realizando las gestiones a través de la red, como reservas de hotel o de vuelos. Otros artículos que se compran por internet, pero en menor medida son las entradas (45%) o los libros (41,14%).

“Una realidad que ha dado lugar a nuevas fórmulas de marketing y que permite a los consumidores acceder de forma rápida a un amplio abanico de opciones y conocer rápidamente cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades”, comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. “No obstante, esta tendencia afecta más a determinado target. Es el caso de los hombres menores de 25 años, los que más compran a través de la red”, remata.

Visualizar el spot hizo que el 64% de los espectadores confiara más en la marca

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*