Concentración en Huelva por la “sobrecarga” de trabajo de los funcionarios de Justicia

CSIF acusa a la Junta de Andalucía de “parálisis y abandono”

Concentración de CSIF ante el Palacio de Justicia de Huelva

El sindicato CSIF se ha concentrado en el Palacio de Justicia de Huelva dando continuidad al calendario de movilizaciones que inició el pasado 28 de mayo en todas las provincias andaluzas exigiendo a la Administración que “no ignore a los funcionarios de Justicia”. La central sindical acusa a la Junta de Andalucía de “parálisis y abandono”, lo que está “agravando” los problemas que este servicio público mantiene desde hace años.

CSIF ha denunciado en la concentración las “lamentables condiciones laborales” de los empleados públicos y la “alarmante falta de recursos, medios, personal e inversiones” a pesar de tener unas tasas de litigiosidad y pendencia que están por encima de la media nacional. Todo ello supone “la desatención de los órganos judiciales y del ciudadano y la sobrecarga de trabajo de las escuetas plantillas de la Administración”.

“Ante la pasividad de la Junta y ante el descontento de los empleados públicos de la Administración de Justicia”, CSIF ha protestado este lunes en las puertas del Palacio de Justicia exigiendo “unas condiciones laborales dignas y un servicio público de calidad para los ciudadanos”.

En la capital, la central sindical incide en el problema de la sobrecarga de trabajo que tienen que soportar los empleados públicos, “con las mismas plantillas desde hace 25 años”. Las agendas para realizar los señalamientos de los juicios están cubiertas, según el sindicato, por lo que las demoras “pueden extenderse hasta más de un año”. Al contrario que en otras provincias, CSIF señala que en Huelva siguen produciéndose “numerosos despidos y cierres de empresas”. Tal y como ha reconocido el propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras realizar las inspecciones, “la situación en Huelva es desbordante”.

Situación de los juzgados

Este problema tiene especial incidencia en los juzgados de lo Social, con una media de 1.500 demandas por juzgado cada año. Así las cosas, la central sindical explica que la pendencia de juicios por despidos es de entre año y medio y dos años, y las reclamaciones de cantidades también se demoran más de dos años.

Los penales, según CSIF, también están “sobrepasados” y en el caso de los civiles se han asumido nuevas funciones y competencias como el sistema Lexnet. “Este programa es incompatible con los equipos informáticos que están obsoletos, por lo que se suelen registrar errores que ralentizan los procedimientos y provoca demoras en las firmas”, denuncia el sindicato. Esta situación, asegura, duplica el trabajo, “ya que hay que realizarlo telemáticamente y también en papel debido a estos errores informáticos”.

En la provincia, los juzgados de La Palma del Condado, Ayamonte y Moguer, “no son capaces de resolver toda la litigiosidad teniendo en cuenta que son órganos judiciales localizados en municipios donde la población ha crecido notablemente”, explica CSIF.

Por todo ello, el sindicato exige una negociación colectiva real en la Mesa Sectorial de Justicia donde se aborden estos problemas. En este sentido, pipde un plan de inversiones y la contratación de personal. Además, insiste en que se haga el nombramiento de interinos al mes de producirse una baja; que se revisen las sustituciones; el sistema consolidación de los refuerzos estructurales en las plantillas (ya que algunos llevan más de 10 años y aún no se han creado sus plazas); planes de actuación en las jurisdicciones más sobrecargadas y “olvidadas” por la Administración; y mejores condiciones laborales y retributivas para unas plantillas que están asumiendo, en muchas ocasiones, “más carga de trabajo de la que establece el propio CGPD”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*