El IPC se dispara al 2,1% en mayo por el incremento de los carburantes

El INE corrige una décima al alza y es su nivel más alto en 13 meses

Las gasolinas hacen subir el IPC más de lo esperado

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 0,9% en mayo en relación al mes anterior, y elevó un punto su tasa interanual, hasta el 2,1%, una décima más de lo previsto y su nivel más alto desde abril de 2017, según datos  publicados este miércoles 13 de junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La economía española es muy dependiente del petróleo  y la la subida del crudo en las últimas semanas tenía que reflejarse en el IPC de mayo. El precio de los carburantes y lubricantes para vehículos personales es un 11% superior al registrado hace 12 meses.

En el repunte de la tasa interanual de los precios ha influido sobre todo en el encarecimiento de las gasolinas, del transporte aéreo de pasajeros, de la electricidad, del gasóleo para calefacción, de las frutas y de los servicios de alojamiento, entre otros.

La tasa interanual de abril es la vigésima primera tasa positiva que encadena el IPC interanual y significa que los precios son hoy un 2,1% superiores a los de hace un año. En mayo, ya se ha superado la barrera del 2,1%, a la que no se llegaba desde abril de 2017 (2,6%) y se sitúa un punto por encima de la tasa de abril.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, subió tres décimas en mayo, hasta el 1,1%, con lo que se sitúa un punto por debajo del IPC general.

Sectores

En el aumento del IPC interanual de mayo ha influido el repunte en más de tres puntos, hasta el 5,1%, de la tasa de transporte, motivado por el aumento de los precios de los carburantes y, también del transporte aéreo de pasajeros.

También vivienda subió 1,5 puntos, hasta el 2,3%, al subir los precios de la electricidad y, el gasóleo para calefacción.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas incrementaron su tasa interanual en mayo hasta el 1%, cuatro décimas más que en abril, por la subida de los precios de las frutas y la estabilidad de las legumbres y hortalizas, que en mayo del año pasado recortaron precios.

Además, hoteles, cafés y restaurantes elevaron cuatro décimas su tasa interanual, hasta el 2%, por el encarecimiento de los servicios de alojamiento, y la tasa de ocio y cultura aumentó más de dos puntos, hasta el 0,8%, por la estabilidad de los precios de los paquetes turísticos, frente al descenso que registraron en mayo de 2017.

Por contra, bajó cuatro décimas, hasta el 2,4%, la tasa de comunicaciones, debido a que los precios de los servicios de telefonía y fax subieron este mes menos que en mayo de 2017.

Si analizamos términos mensuales, el IPC subió un 0,9% en relación a abril debido principalmente a las gasolinas, la luz, el vestido y calzado, algunos alimentos, como la fruta, y la restauración y los servicios de alojamiento.

Vestido y calzado incrementó sus precios un 2,6% por el inicio de la temporada de primavera-verano, en tanto que el grupo de transporte elevó un 1,8% sus precios en el mes de mayo por el encarecimiento de las gasolinas y, en menor medida, del transporte aéreo. Subió también el grupo de hoteles, cafés y restaurantes (+0,4%) por el mayor coste de los servicios de alojamiento y, en menor medida, de la restauración; en la vivienda (+1,8%) por la subida de la electricidad y del gasóleo para calefacción, y en los alimentos y bebidas no alcohólicas (+0,7%) por el alza de los precios de las frutas, frente al descenso de los precios del pescado fresco, la leche, el queso y los huevos.

En definitiva, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron las frutas frescas (+9,3); calefacción, alumbrado y distribución de agua (+3,6%); y la ropa y el calzado femenino (+3,5% en ambos casos).

Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en el pescado fresco y congelado (-2,4%); aceites y grasas (-1,3%) y la leche y los productos lácteos (-0,6%).

En tasa interanual, las que más bajaron fueron las patatas y sus preparados (-4,5%), azúcar (-2,9%), electrodomésticos y reparaciones (-1,6%). Y las mayores subidas de precios en el último año los experimentan las frutas frescas (+6,9%), huevos (+5,9%) y transporte personal (+5,4%).

SUBIDAS MENSUALES EN TODAS LAS CC AAE

En tasa mensual, los precios subieron en mayo en todas las comunidades autónomas, destacando Navarra (+1,2%), Baleares y La Rioja (+1,1%) y Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana (+1%). Les siguen Andalucía, Aragón y Cataluña (+0,9%); Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco (+0,8%), y Canarias, con un alza mensual del 0,7%.

En términos interanuales, todas presentan tasas positivas en mayo y superiores a las de abril. Las tasas más elevadas corresponden a Castilla-La Mancha (+2,4%) y Cataluña (+2,3%) y las más bajas a Murcia (+1,6%) y Canarias (+1,7%).

I

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*