Rafael Moreno habla en los cursos de verano sobre el impacto de los fosfoyesos en la imagen de Huelva

El periodista Rafael Moreno en una de las ponencias del curso de verano sobre los fosfoyesos
En el último día del curso de verano ‘Fosfoyesos: de su evaluación ambiental como residuo a su revalorización como recurso’ que se celebra en la sede de La Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ha sido el turno para el mensaje que de los fosfoyesos dan los medios de comunicación. Esta ponencia ha estado a cargo del periodista Rafael Moreno.
A lo largo de su intervención, Moreno ha criticado que las instituciones actúan “como si el problema no existiera”. De hecho, ha lamentado, “han sido muy pocos los cargos públicos, como el Ayuntamiento de Huelva o la Junta de Andalucía que han estado presentes en este curso”.
El discurso que en los últimos de 50 años han construido los medios de comunicación sobre las balsas de fosfoyesos ha creado, según Moreno, “una verdad incómoda”, alegando que “la contaminación es perniciosa para la salud y en Huelva se muere más de enfermedades como el cáncer y otras”, ha apuntado. “Somos, ni más ni menos, que el epicentro de los humos, aunque si miramos el orbe, estamos entre los 2.500 conflictos ambientales dignos de mención”, ha manifestado. Por tanto, ha añadido, “sobrevivimos en medio de un conflicto: primero entre la verdad (que no conocemos) y la exageración (que se conoce más)”.
Otro de los apartados en los que Moreno ha incidido ha sido en el impacto de los fosfoyesos en la imagen de Huelva, cómo ha ido calando el mensaje en la sociedad de Huelva, en sus ciudadanos, en sus habitantes, en sus vecinos. “Una lluvia fina durante los últimos cincuenta años”, ha indicado.
Control e influencia de los medios
Durante su ponencia, ha hablado sobre la utilización de la prensa y cómo “el interés por el control y la influencia en los medios de comunicación de Huelva es fuerte. Eesta situación salta por los aires con la pérdida de la capacidad de influir, la crisis del papel y la importancia de lo audiovisual”, ha indicado, añadiendo que “los mensajes, las informaciones transmitidas y retransmitidas durante medio siglo han generado en la sociedad desacuerdo, confusión, dudas e incluso negación de las evidencias sobre los orígenes, el alcance y los efectos de la contaminación. Ese mensaje ha circulado desde una situación de orgullo industrial en los años 70 que trae desarrollo y progreso a convertirse en un problema mayúsculo”.
Moreno ha profundizado sobre la inmediatez del mensaje transmitido y ha comentado que “hoy, con internet, hay una ciclogénesis explosiva, los generadores de confusión, los manipuladores de datos, los ocultadores de informes, los compradores o vendedores de información tienen hoy otros competidores”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*