El cuerpo de la joven rumana asesinada en Lepe será repatriado y su hermana pide la custodia de las dos niñas

Concentración en La Antilla en repulsa al asesinato de Cristina Marín

Cristina Marín, la joven rumana de 24 años asesinada el pasado sábado presuntamente por su expareja en Lepe (Huelva), será repatriada tras reclamar su cuerpo la hermana de la víctima en los juzgados de Ayamonte para repatriarlo a su país.

Además, ha solicitado la patria potestad de las hijas de la fallecida, de dos y cinco años, y del presunto autor del crimen, también de nacionalidad rumana, que ya se encuentra en prisión. Las niñas se encuentran actualmente en un centro de protección de menores de acogida inmediata de la Junta de Andalucía.

El coste de la repatriación del cuerpo asciende a unos 6.500 euros, por lo que se están recaudando fondos para ello, ya que la hermana de la víctima no puede afrontar económicamente esos gastos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*