UPA explica por qué nadie debería recibir más de 60.000 euros en ayudas de la PAC

Medidas como el techo de ayudas por explotación deben servir, en opinión de UPA, para que la PAC sea “más justa y más social”

Una PAC “mejor repartida” y que tenga en cuenta criterios como el empleo generado en la explotación a la hora de repartir las ayudas. Ese debe ser, para la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, uno de los objetivos clave de la futura Política Agraria Común. Esta organización apuesta por un techo de ayudas de 60.000 euros y reducciones progresivas hasta los 100.000 euros en función del empleo que genere la explotación.

Las ayudas de la Política Agraria Común deben tener una distribución más justa y más social. Con esa premisa, la organización de agricultores y ganaderos UPA ha reclamado que la futura PAC establezca un techo de ayudas por explotación de 60.000 euros, un tope un 60% inferior al existente actualmente.

UPA cree que los apoyos deben dirigirse realmente a los agricultores y ganaderos, centrándose en aquellos que se dedican principalmente a la actividad agraria como forma de “ganarse la vida”. Es decir, a los denominados “agricultores genuinos”.

Esta organización cree también que la futura PAC debe aplicar una fórmula de pagos decrecientes, para reducir el apoyo a las explotaciones más grandes, dando un enfoque más redistributivo de las ayudas para dar mayor apoyo a las pequeñas y medianas explotaciones de carácter familiar.

“La agricultura y la ganadería de carácter familiar es la que más necesita las ayudas”, han explicado. “Es el modelo más sostenible y el que verdaderamente necesita un apoyo público para seguir adelante, por eso debe establecer ese techo de ayudas.

Un techo progresivo que tenga en cuenta el empleo

UPA ha propuesto también un techo progresivo para las ayudas entre los 60 y los 100.000 euros que tenga en cuenta el empleo generado en la explotación. “El objetivo debe ser que no se pierda ni un puesto de trabajo en el campo”, han asegurado.

Medidas como el techo de ayudas por explotación deben servir, en opinión de UPA, para que la PAC sea “más justa y más social”, sentando las bases de lo que debe ser esta política en el futuro de la Unión Europea.

 

Sin agricultura familiar no hay futuro para la PAC

Sin agricultura y ganadería familiares no hay futuro para la PAC

El debate sobre el futuro de la PAC es en realidad el futuro de nuestra agricultura, de nuestra ganadería y de nuestros pueblos. La PAC es –mal que nos pese a los que dependemos en gran medida de ella- una política en continua reforma. Los agricultores y ganaderos no podemos ni debemos ser ajenos a ese debate. Al contrario, nuestra intención es ser protagonistas de un proceso que debe traducirse en una Política Agraria Común fuerte, más justa y más social.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*