Carolina Marín hace historia y gana su tercer mundial con un juego estratosférico

La única deportista en conseguir este hito tras vencer a la india Pusarla Sindhu por 21-19 y 21-10

Carolina Marín muerde la gloria tran conquistar su tercer mundial

Carolina Marín ya es la mejor jugadora en la historia del bádminton tras consquistar este domingo su tercer mundial, algo que no ha conseguido hasta el momento ninguna otra mujer y lo ha hecho con un juego estratosférico, brillando a un gra nivel y desquiciando a la india Pusarla Sindhu (21-19 y 21-10).

La onubense ha llegado a este campeonato celebrado en China con una confianza pletórica, la que le sirvió en semifinales para ganar a la china He Bingjiao que se veía vencedora tras alzarse con el primer set. Pero Carolina, al igual que Rafa Nadal, parece de otra galaxia y se crece ante las adversidades.

Hoy tenía otro partido complicado ante la hindú, a la que Carolina ganó en la final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Sindhu intentó a toda costa alargar el partido con rallys eternos y con esperas excesivas entre punto y punto. El primer set, muy igualado, terminó del lado de la de Huelva, más agresiva y confiada en su juego.

La igualdad se rompió en el segundo set, donde Carolina exhibió su mejor juego ante una contrincante que veía repetirse la película de la final de Río.

La onubense, pletórica ante su última gesta

Tras el último tanto del partido, la reina del bádminton se arrodillaba en la pista para llorar su felicidad, consciente de la gesta alcanzada y con el público chino rendido a sus pies. Su grito de guerra volvía a cumplirse.

Ella lo ha dato todo, otra vez, como siempre. Ahora, se debería responder a tanta generosidad y brillantez, porque la onubense se ha ganado con creces el Príncipe de Asturias.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*