USO dice que el 37% de los parados son de muy larga duración y pide formación para reducir su número

Hay 1.780.100 parados de larga duración y 1.274.600 de muy larga duración, que tampoco tienen subsidio de desempleo.

La Unión Sindical Obrera (USO) ha señalado que el 52% de los parados llevan más de un año sin encontrar empleo y que el 37% son parados de muy larga duración, con más de dos años en el desempleo. Ha hecho estas afirmaciones tras conocer los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que ponen de manifiesto las dificultades de este colectivo para reengancharse al mercado laboral.

Según el estudio ‘Paro de larga duración: edad y género’, elaborado por el Gabinete de Estudios de USO, estos parados se encuentran en riesgo de quedar excluidos del mercado laboral y, por tanto, necesitan unas políticas activas de empleo que de verdad se correspondan con los puestos demandados. La secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO, Laura Estévez, dice que hay que tener en cuenta que detrás de esos porcentajes hay personas: 1.780.100 parados de larga duración y 1.274.600 de muy larga duración, que tampoco tienen subsidio de desempleo.

El sindicato sostiene que esta década de crisis ha coincidido con un proceso de “digitalización vertiginoso” de los empleos, lo que ha ido dejando apartados de los procesos de selección a muchos trabajadores sin cualificaciones tecnológicas. “Se ve en que hoy hay más parados de larga duración que antes de la crisis, en concreto el doble que en 2008. Y, además, 1 de cada 4 parados tienen entre 45 y 55 años, el tramo de edad al que, por regla general, le cuesta más adaptarse a las nuevas tecnologías”, subraya.

El sindicato destaca que en el paro de larga duración también hay brecha de género, ya que salvo los parados de uno a tres meses, en todos los tramos de edad hay más mujeres desempleadas que hombres. “Y en el caso de las de muy larga duración, suponen 50.000 mujeres más. Hay 300.000 mujeres entre los 45 y los 60 años que llevan más de dos años sin encontrar un trabajo“, según ha comentado la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Por todo ello, USO pide un plan de formación que permita una transición justa a la digitalización de estas generaciones, “que se están quedando descolgadas”. Un plan que, según USO, debe financiarse, planificarse y ejecutarse directamente desde las administraciones públicas, sin derivar fondos a empresas u organizaciones.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*