La FOE, indignada con las administraciones por la “inundación de manteros” en La Antilla e Islantilla

Acusa a los organismos competentes de "mirar hacia otro lado"

Manteros en el Paseo Marítimo de Islantilla

De “caótica” califica la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y Huelva Comercio la situación que viven  las playas de La Antilla e Islantilla ante la proliferación de manteros que  están “inundado” la Avenida de Castilla y el Paseo Marítimo, respectivamente, lo que ha llevado a la FOE y a la asociación integrada en esta organización empresarial a denunciarlo ante las administraciones competentes “sin que hasta la fecha se haya actuado ante unos hechos que están al margen de la Ley”.

Un año más, los empresarios de esa zona turística están sufriendo las consecuencias de la venta ilegal por parte de los conocidos como ‘top mantas‘ que comercializan todo tipo de productos, la gran mayoría falsificaciones,  de artículos de vestir, zapatería y ropa deportiva,  perfumería y cosmética, marroquinería y complementos, relojes, bisutería, etc. La responsabilidad empresarial ante hechos delictivos de tal naturaleza -como es poner en el mercado imitaciones de marcas conocidas- ha llevado a ambas organizaciones empresariales a presentar las denuncias correspondientes ante la Subdelegación del Gobierno en Huelva, así como en los ayuntamientos de Isla Cristina y Lepe.

La FOE y Huelva Comercio entienden como una “desconsideración” la actitud de las administraciones competentes en la materia con los empresarios legalmente establecidos “que pagan sus impuestos y tasas municipales, mientras se mira para otro lado con estos ‘pseudos comerciantes’ que ejercen su actividad impunemente, sin contribuir a las arcas municipales”. Hasta un 40% descienden las ventas en el comercio de la zona como consecuencia de esa venta ilegal, aseguran los empresarios.

La indiferencia municipal, unida a la complicidad ciudadana, ha permitido el incremento desproporcionado de estos vendedores ilegales

Aunque esta situación se repite cada año, “este verano ha sobrepasado todos lo límites posibles, dado que se ha inundado de top mantas el paseo de Islantilla, de tal forma que lo hace hasta intransitable, al igual que ocurre con la Avenida de Castilla, en La Antilla”.  Para los empresarios, “la indiferencia municipal, unida a la complicidad ciudadana, ha permitido el incremento desproporcionado de estos vendedores ilegales” que según aseguran, “están más protegidos que ellos mismos, sintiéndose del todo desprotegidos, lo que está llevando a una situación del todo insostenible”.

Desde la FOE y Huelva Comercio, se hace un llamamiento en orden a establecer la colaboración y coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías locales de cada municipio, para evitar y perseguir en su caso, con los instrumentos que les otorga la ley a cada uno, la venta ambulante ilegal y, especialmente, la oferta de productos falsificados. De la misma forma, se recuerda a los ciudadanos que al adquirir productos falsificados se comete una ilegalidad, al tiempo que se da cobertura a las mafias que los comercializan y que explotan a quienes los venden.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*