Los pilotos de Ryanair de 5 países protagonizan este viernes la mayor huelga de su historia

396 cancelaciones de vuelos y 67.000 pasajeros afectados

El principal motivo de los trabajadores de Ryanair para movilizarse son los escasos avances en materia laboral
 Los pilotos de Ryanair de Suecia, Bélgica, Irlanda, Alemania y Holanda protagonizan este viernes una huelga de 24 horas; la mayor a la que hasta el momento se ha tenido que enfrentar la compañía irlandesa. Hay ya 396 vuelos cancelados y 67.000 pasajeros afectados, según las cifras facilitadas por la compañía.

Esta huelga es la segunda a la que se enfrenta la aerolínea de bajo coste en menos de un mes, ya que los sindicatos de tripulantes de cabina (TCP) de España, Italia, Bélgica y Portugal ya se movilizaron los días 25 y 26 de julio, lo que llevó a Ryanair a cancelar en ese momento 600 vuelos.

La aerolínea asegura que ya ha contactado con los pasajeros afectados y que ha informado de los trámites para que sean reubicados o consigan el reembolso de su billete.

Ahora Ryanair ha cancelado 396 vuelos para minimizar los efectos de la huelga. Ha suspendido 104 vuelos con conexión a Bélgica, 22 a Suecia, 20 con conexión a Irlanda y 250 con conexión a Alemania. En cuanto a Holanda, la aerolínea ha decidido no cancelar ningún vuelo, ya que se sumó la última a la huelga.

Aeropuertos afectados

De los 396 vuelos cancelados, y según la web de la compañía, 82 son con origen o destino a España, que se ha visto especialmente afectada por la huelga en Alemania. El aeropuerto de Alicante es el más perjudicado, con 14 vuelos cancelados, seguido de el de Palma, con 12, mientras que El Prat y Barajas pierden 10 vuelos cada uno.

También se ven afectados los aeropuertos de Tenerife Sur, Gran Canaria, Girona, Málaga, Sevilla, Ibiza, Almería, Jerez, Santander, Vitoria y Zaragoza. En total, hasta 14.000 pasajeros en España se han visto afectados por la suspensión de vuelos.

Estos son solo los vuelos cancelados preventivamente por la propia compañía, pero es previsible que el número aumente según se vaya desarrollando la jornada.

El sindicato de Alemania, Vereinigung Cockpit (VC) ya adelantó en su convocatoria que su intención era que pararan los 400 pilotos y no despegara ningún avión de sus aeropuertos.

El sindicato Sepla, que representa a los pilotos españoles, ha manifestado públicamente en varias ocasiones que apoya a sus compañeros en su intención de reclamar sus derechos mediante movilizaciones, aunque han decidido utilizar la vía legal, con una denuncia en la Audiencia Nacional.

Motivos para la huelga

El principal motivo de los trabajadores de Ryanair para movilizarse son los escasos avances en materia laboral que se han producido desde que la aerolínea anunciara por primera vez en 32 años que aceptaba la representación sindical. Entre estas demandas se encuentran la petición de que se aplique la legislación local de cada país, la misma razón que llevó a los tripulantes de cabina a convocar paros.

Aunque no todas las razones son en materia de legislación laboral, y es que los sindicatos consideran que la actitud que la aerolínea tiene con sus empleados es una falta de “respeto”. “¡Da a tus empleados el respeto que se merecen!”, exclamaba el sindicato holandés VNV cuando se confirmó que la justicia les permitía sumarse a la huelga.

En la misma línea se muestra el SPF sueco en una carta que ha lanzado este viernes para explicar los motivos de la huelga, en la que el presidente del sindicato, Martin Lindgren, asegura que “una huelga es necesaria para enseñarle a la aerolínea que no puede seguir evitando tratar a sus empleados de una manera digna”.

Otra de las razones es presionar a la compañía aérea para que de marcha atrás en su plan de recortes en Irlanda para la temporada de invierno, con el que pretenden reducir la flota de aviones en el país de 30 a 24 y despedir o reubicar a 300 trabajadores: 100 pilotos y 200 TCP.

Este plan formaría parte de lo que los trabajadores definen como “ambiente de intimidación”, otra de las razones para convocar los paros, junto a su temor a que esta reestructuración sea la primera de una posible serie. Los sindicatos recuerdan que Ryanair y el propio Michael O’leary anunciaron dos días antes de los recortes en Irlanda, que estudiaban reducir personal y aviones en los países en los que se estaban realizando huelgas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*