La economía andaluza mantiene un crecimiento del 0,5% en el segundo trimestre de 2018

Imagen de mujeres trabajando en el sector agroindustrial

La economía andaluza mantiene un ritmo de crecimiento económico positivo del 0,5%, según la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía correspondiente al segundo trimestre de 2018, que publica el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Con este dato, la comunidad encadena 20 trimestres consecutivos de crecimientos trimestrales del PIB, desde el tercer trimestre de 2013. En términos interanuales, el PIB registra un crecimiento del 2,5%.

En el primer semestre de 2018, el ritmo de crecimiento económico de la comunidad autónoma se sitúa en el 2,7% (2,9% en el primer trimestre y 2,5% en el segundo), un dato favorable en línea con las previsiones económicas contenidas en el Presupuesto de la Junta para 2018, que sitúan el crecimiento real del PIB de Andalucía en el 2,6%.

En esta senda de crecimiento, Andalucía mantiene en el segundo trimestre un dinamismo diferencial respecto a su entorno europeo. Respecto al primer trimestre, el incremento real del PIB de Andalucía ha sido del 0,5%, superior al de las economías europeas (0,4% en la UE y 0,3% en la Eurozona). En términos interanuales, se registra un crecimiento del PIB de un 2,5%, dato superior al observado en la Unión Europea (2,2%) y la Zona Euro (2,1%).

En línea con lo que viene ocurriendo en el contexto europeo se observa una desaceleración económica. Así, el crecimiento intertrimestral de Andalucía en el segundo trimestre de 2018 (0,5%) es una décima inferior al registrado en el primer trimestre y el crecimiento interanual (2,5%) es cuatro décimas inferior. En la Unión Europea la desaceleración es similar y la Zona Euro pierde 4 décimas, pasando del 2,5% en el primer trimestre al 2,1%, en el segundo trimestre de 2018.

Crecimiento equilibrado

El crecimiento de la economía andaluza, del 2,5% interanual en el segundo trimestre, se caracteriza por su carácter equilibrado, con incrementos en todos los componentes, tanto de la demanda como de la oferta productiva, de las rentas y con aumento de la productividad.

Destaca la aportación de 3,2 puntos de la demanda regional al crecimiento del PIB. Dentro de la demanda, es la inversión (FBC) el componente más dinámico de la economía, con un 7,1% de crecimiento interanual.

Por el lado de la oferta, el crecimiento ha sido generalizado en todos los sectores productivos. Las ramas de actividad más dinámicas, que crecen por encima de la media, son: la construcción (7,9% de crecimiento), las actividades profesionales, científicas y técnicas (4,6%), la información y comunicaciones (3,9%), la agricultura, ganadería y pesca (3,8%) y las actividades inmobiliarias (2,6%).

Desde la perspectiva de las rentas, destaca la positiva evolución de la remuneración de los asalariados que registra una mejora del 3,7% en el segundo trimestre de 2018, superior en cuatro décimas al primer trimestre de 2018 y superior al aumento del excedente de explotación bruto/renta mixta que crece un 2%.

Asimismo se mantiene el proceso de creación de empleo y aumento de la productividad de la economía andaluza. Concretamente, entre el segundo trimestre de 2017 y el mismo período del presente año se han creado en Andalucía 57.667 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento del 1,9%, dando continuidad a la trayectoria de aumento que se viene observando desde principios de 2014. Todo ello, en un contexto de aumento de la productividad (0,6%) en el segundo trimestre de 2018.

Inversiones productivas

En este momento del ciclo económico, donde la demanda interna regional debe tomar relevo a la demanda externa, el sector público debe acompañar este crecimiento. De ahí la necesidad de impulsar dicha consolidación, en especial, del consumo público y de la inversión productiva.

El papel de las comunidades autónomas es muy relevante como prestadoras de servicios públicos a los ciudadanos y es necesario impulsar las inversiones productivas que realizan las administraciones públicas para elevar la productividad de la economía y reforzar el potencial de crecimiento de la economía a medio plazo.

La necesidad de un sistema de financiación más justo para Andalucía así como de elevar la inversión pública, conforme a la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía, son dos instrumentos claves para propiciar el mantenimiento del actual ciclo de crecimiento y la creación de empleo.

La inversión crece un 7,1% interanual y aumenta el empleo en 57.667 nuevos puestos de trabajo desde el segundo trimestre de 2017

 

 

Según los resultados de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía. Base 2010 que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la economía andaluza creció en el segundo trimestre de 2018 un 2,5% respecto al mismo periodo del año anterior. El crecimiento intertrimestral se situó en el 0,5%.

Evolución trimestral del PIB. Tasas de variación interanual (%)
Evolución trimestral del PIB. Tasas de variación interanual

Analizando los dos grandes componentes del PIB andaluz, desde la óptica de la demanda, en este segundo trimestre del año, la contribución de la demanda regional al crecimiento del PIB ha sido de 3,2 puntos, por lo que el saldo exterior presenta una aportación negativa de siete décimas al crecimiento trimestral.

Aportaciones al crecimiento del PIB pm (%)
Aportaciones al crecimiento del PIB pm

Por componentes de la demanda, el gasto en consumo final de los hogares regional registró un crecimiento del 2,2%, sumando 1,4 puntos al crecimiento trimestral del PIB andaluz.

El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas e Instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares registró un crecimiento del 2,4% en el segundo periodo del año, presentando una repercusión de seis décimas porcentuales al crecimiento regional.

De esta forma, el gasto en consumo final regional creció un 2,3%, aportando 2 puntos al PIB regional.

Demanda. Índices de volumen encadenados

La formación bruta de capital, por su parte, registró una mejora del 7,1% en el segundo trimestre de 2018, lo que supone una repercusión positiva sobre el PIB de 1,2 puntos.

En cuanto a los agregados del sector exterior, tanto las exportaciones de bienes y servicios como las importaciones, registran crecimientos positivos del 2,9% y del 4,2%, respectivamente, respecto al mismo trimestre del año anterior.

Oferta. Índices de volumen encadenados

Por componentes de la oferta, las ramas primarias registran una tasa de crecimiento del 3,8%, aportando dos décimas al crecimiento del PIB de Andalucía.

Las ramas industriales crecieron un 0,4%, siendo su aportación prácticamente nula al crecimiento del PIB. La industria manufacturera registró una tasa del 2,5%.

Por su parte, el sector de la construcción registró una tasa del 7,9%, siendo su aportación al crecimiento del PIB del segundo trimestre en la Comunidad de cinco décimas.

El sector servicios presenta en este trimestre un crecimiento del 2,1%, siendo su aportación al crecimiento del PIB de 1,5 puntos. Por subsectores, los mayores crecimientos los registraron las actividades profesionales (4,6%) y las actividades de información y comunicaciones (3,9%).

VAB por sectores. Segundo trimestre 2018. Tasas de variación interanual (%)
VAB por sectores. Tasas de variación interanual

El empleo, medido en términos de puestos de trabajo, presenta para este trimestre un crecimiento del 1,9%. Igualmente, se observa una mejora en el número de puestos de trabajo asalariados del 3%, debido principalmente al número de asalariados en la construcción y en las actividades inmobiliarias.

Empleo. Puestos de trabajo

Atendiendo a la perspectiva de las rentas, la remuneración de los asalariados registra una mejora del 3,7% en el segundo trimestre de 2018, mientras que el excedente de explotación bruto/renta mixta crece un 2%.

Rentas. Precios corrientes

Novedades

La Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía (CRTA) modifica su calendario de publicación a partir de la difusión de los datos correspondientes a este 2º trimestre de 2018. Esta variación causa su origen en la reducción en el tiempo de difusión de la información: los resultados se venían publicando habitualmente con un lapso temporal de t+75 días sobre el periodo de referencia t, y pasarán a publicarse en aproximadamente t+45 días. Este cambio es compatible con la modificación en el calendario de difusión que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha adoptado para las publicaciones relativas a la Contabilidad Nacional Trimestral de España (CNTR) a partir de dicho periodo.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*