ATA advierte de que los 23 meses de aumentos del IPC pueden afectar muy negativamente al autónomo

Recuerda del impacto de carburantes y electricidad en los trabajadores por cuenta propia

El aumento de precios de las gasolinas está repercutiendo muy negativamente en la actividad de los autónomos

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha recordado del impacto que 23 meses consecutivos de incrementos de los precios (IPC) puede tener en autónomos y pensionistas, y ha anunciado que de mantenerse el alza los precios de los carburantes y la electricidad, la actividad de muchos autónomos se verá duramente afectada.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, indica que aunque en julio el IPC se moderó una décima interanual, hasta el 2,2%,  “el descenso los precios acumulan 23 meses seguidos en positivo y continúa un IPC muy elevado, que hace perder poder adquisitivo a autónomos y pensionistas por el incremento de los costes básicos que supone los gastos en energía y carburantes”.

Si los precios de los carburantes y la electricidad continúan así, la actividad de los autónomos se verá duramente afectada porque ello supone un importante aumento de los costes, “que en muchas ocasiones no pueden repercutir y terminan asumiendo ellos mismos”.

Amor espera que este alza de los precios se relaje en los próximos meses, y piensa que el precio de los carburantes y sus derivados marcará la evolución de los precios los próximos meses.

 

Por otro lado, el presidente de ATA ha recordado que la afiliación ha perdido 22.261 autónomos en julio, la mayor caída registrada de la última década, superando incluso en 5.763 autónomos la pérdida de julio de 2009.

Hasta junio, los resultados han sido positivos, pero en el último mes “se ha dado la vuelta de una forma preocupante hasta desplomarse”, afirma el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que pide un entorno favorable a la creación de empleo y para los autónomos.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó su número de afiliados en 73.891 autónomos hasta junio, un incremento del 2,3%, pero el desplome de julio ha supuesto una caída de 718 autónomos al día en un mes.

Madrid ha perdido a más de 5.500 autónomos en el mes de julio, la comunidad donde más trabajadores por cuenta propia han caído. Le sigue Cataluña, con una pérdida de 4.035; Andalucía (-3.149) y la Comunidad Valenciana, con 2.733 autónomos menos. Estas cuatro comunidades suman el 69,7% de los afiliados que han causado baja.

Amor cree que la Ley de Autónomos y la tarifa plana de 50 euros para el inicio de la actividad dieron sus frutos, y que habría que continuar con medidas que faciliten el emprendimiento, eliminen trabas y ayuden a consolidar las actividades “y que no contribuyan a desestabilizar”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*