El Ayuntamiento de Almonte reduce su remanente de tesorería negativo en más del 90% desde 2015

Ayuntamiento de Almonte

Si el presupuesto de 2015 sumía al Ayuntamiento de Almonte en el listado de los ayuntamientos en riesgo alto según una entidad independiente (Airef), tras dos ejercicios presupuestarios del actual equipo de gobierno, esta misma entidad lo ha sacado de esa lista en la que continúan otros ayuntamientos onubenses para pasar a la lista de ayuntamientos en riesgo moderado y con una tendencia en positivo.

Así lo atestiguan los principales indicadores económicos de la liquidación del presupuesto municipal de 2017, de la que se dará cuenta en el pleno ordinario de septiembre, que se celebra este lunes. El primer dato significativo es la reducción del remanente de tesorería negativo en un 90,8 por ciento desde 2015, el último año del anterior mandato municipal. El pasado ejercicio se cerró con un remanente de tesorería negativo de 1,81 millones de euros, una cifra sustancialmente inferior al remanente negativo con el que el Ayuntamiento cerró el año 2015, que era de 19,69 millones de euros, de modo que la reducción es del antes citado 90,8 por ciento.

La liquidación arroja además que el remanente de tesorería negativo también se ha reducido de forma considerable respecto a 2016, cuando era de 3,99 millones de euros, de modo que la disminución en el último ejercicio ha sido del 54,63 por ciento, al pasar de los 3,99 millones de euros del año anterior a los 1,81 de 2017, lo que atestigua que la mejora de la economía del Ayuntamiento de Almonte ha sido constante en 2016 y 2017, los dos primeros ejercicios de la actual legislatura municipal, que son hasta ahora los únicos sobre los que ya hay liquidación presupuestaria.

Pero éste no es el único aspecto positivo que arroja el documento relativo al Presupuesto del año pasado. Además de reducir en los términos citados el remanente de tesorería negativo, la liquidación atestigua también una mejora del resultado presupuestario (superávit), que se sitúa en 4,34 millones de euros, un 37,77 por ciento más que el resultado presupuestario con el que el Ayuntamiento cerró el 2015, que era de 3,15 millones de euros.

Asimismo, en lo que respecta a la capacidad y necesidad de financiación, la liquidación refleja una evolución igualmente positiva, hasta el punto de que el Ayuntamiento ha pasado de tener necesidad de financiación en 2015 a cerrar el 2017 con capacidad financiera, pues de los -4,04 millones de euros con los que se cerró este parámetro en 2015 se ha pasado ahora a una cifra positiva de 1,83 millones de euros.

Por último, la liquidación contempla que el Consistorio almonteño cerró el año 2017 con unos fondos líquidos de 2,89 millones de euros, una cifra igualmente muy superior a los fondos líquidos que había a final de 2015, que eran de 1,6 millones de euros, por lo que el incremento, en este caso, ha sido del 80,62 por ciento.

La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, ha resaltado “la buena gestión económica” desarrollada por su equipo de gobierno, principalmente desde el área de Hacienda que dirige Francisco Manuel Toro, “una gestión responsable y muy compleja dada la situación económica que presentaba el Ayuntamiento en el comienzo de la legislatura, en junio de 2015”.

Para la regidora almonteña, la liquidación del Presupuesto de 2017 “confirma una vez más que estamos consiguiendo revertir casi todos los indicadores económicos negativos en un tiempo récord”, ha puntualizado, tras lo que se ha mostrado convencida de que,  “en pocos años, tendremos un Ayuntamiento saneado, siempre que se mantenga una gestión responsable”.

En la misma línea se ha manifestado el teniente de alcalde delegado de Hacienda, quien ha subrayado que “la mejora de la economía municipal es una constante en el Ayuntamiento de Almonte desde el comienzo de la actual legislatura, en la que hemos sido capaces de dar la vuelta a la dinámica económica negativa y peligrosa en la que el anterior Equipo de Gobierno del PP sumió al Ayuntamiento”, ha añadido.

Por último, Toro ha recordado que la gestión del actual equipo de gobierno permitió sacar al Ayuntamiento de Almonte, en sólo un año, del listado de ayuntamientos españoles con riesgo alto de incumplimiento de las reglas fiscales, “una situación en la que nos había metido la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) en 2015”.

La liquidación del Presupuesto Municipal de 2017, de la que se da cuenta en Pleno este lunes, atestigua la buena gestión económica y la evolución positiva de los grandes parámetros económicos

 

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*