PP de Almonte denuncia la opacidad del Gobierno municipal socialista sobre la adhesión al Fondo de Ordenación

Almonte

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Almonte no ha sido debidamente informado sobre los detalles del plan de ajuste que permitirá la adhesión del Ayuntamiento de la localidad al Fondo de Ordenación, una operación que supondrá la petición al Gobierno central de un nuevo crédito por valor de más de 14 millones de euros.

La iniciativa, con la que el PSOE pretende “afrontar sus actuales dificultades de financiación”, será debatida para su aprobación en un pleno extraordinario que se celebrará el próximo jueves, lo que significa que, a dos días de esta importante cita en la que se va a discutir y a votar si los almonteños nos endeudamos todavía más, si aceptamos que nuestros servicios se vean aún más recortados y si nos vemos sometidos a nuevas subidas de impuestos, el Gobierno socialista de Almonte no ha tenido a bien brindar a este grupo mayoritario de la oposición toda la información que le permita contar con los elementos de valor necesarios para tomar una decisión en el sentido de su voto.

Resulta irónico que el PSOE pretenda adherirse a fondo, que supondrá que el futuro de Almonte se estará hipotecando para los próximos 20 años, cuando pleno tras pleno se vanaglorian de un presunto estado de superávit de las arcas municipales que, aparte de en sus discursos, no se materializa en ningún otro aspecto de su gestión, sin duda, la más nefasta e inmovilista de la historia de nuestra localidad.

Esta operación, sin embargo, deja al descubierto la realidad: que el equipo de Gobierno actual no sólo destrozó las bases económicas que el PP había establecido durante su legislatura para la recuperación económica de nuestro Ayuntamiento, sino que ha empeorado su situación financiera.

De hecho, en 2015 el PSOE aprobó un plan de ajuste con una absoluta falta de previsión ya que, tan sólo dos años más tarde y a pesar de tratar de ofrecer una imagen de recuperación que ahora queda en evidencia, se ve obligado a presentar un nuevo plan de ajuste que supone una nueva contención del gasto y una subida de impuestos generalizada sin mediar más explicaciones que un informe de tres folios. Por no informar, no informan ni de la deuda completa que se pretende cubrir y qué conceptos.

Para el PP, es lastimosa la situación de indefensión a la que muchas veces se ven sometidos los grupos de la oposición en su tarea de fiscalización de la gestión socialista y en defensa de los intereses de los almonteños a causa de la actitud de un Gobierno absolutamente opaco, que niega sistemáticamente la información al resto del Pleno, y que rehúye el debate y la toma de decisiones consensuada.

Esta iniciativa, que el PSOE quiere llevar a Pleno en tan sólo dos días, supondrá un nuevo endeudamiento para los almonteños que verán recortados sus servicios y disparados los impuestos que pagan

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*