La exportación de fresa en Huelva desciende el 13% en volumen y el 4% en valor respecto al año anterior

La campaña se cierra con éxito gracias a la flexibilidad que da la distribución varietal

El cultivo de frutos rojos en Andalucía se concentra casi por completo en la provincia de Huelva

El sector de los frutos rojos es uno de los sectores agrícolas que ha experimentado un mayor desarrollo en las últimas décadas, según se recoge en el informe de síntesis de campaña de los frutos rojos elaborado por el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía. El cultivo de la fresa, ha convertido a la provincia de Huelva en la primera región exportadora de fresa del mundo, conjugando la introducción de nuevas técnicas de cultivo, innovaciones tecnológicas e iniciativa empresarial. Por otra parte las exportaciones de otros berries distintos de la fresa, están por su valor dentro de los primeros 21 productos exportados desde Andalucía.

La exportación de fresa en Huelva ha disminuido esta campaña en volumen un 12,6% respecto a la campaña anterior y un 3,96% en valor.

Según el informe, los cultivos de fresa, frambuesa, arándano y mora, constituyen un motor importante en el desarrollo de la economía onubense, con efectos directos, al ser generadores de empleo y riqueza en la zona, y con efectos indirectos, permitiendo la creación en torno al sector de una industria auxiliar y de una importante red de servicios.

FRESA

La campaña de fresa comenzó, en algunas explotaciones, a finales de noviembre, pero en el mes de diciembre se encontraba menos avanzada de lo que se esperaba, debido a la bajada de las temperaturas, que ralentizó la producción. Al llegar la Navidad la producción era alta para la fecha ya que las temperaturas habían subido, aunque esta situación cambió al iniciarse el nuevo año, regulándose los volúmenes semanales obtenidos.

Posteriormente, las producciones se mantuvieron más o menos estables hasta llegar el mes de marzo, cuando las plantas de fresa entran en la plenitud de la producción. Pero para entonces, las persistentes lluvias mermaron la cosecha considerablemente. A finales de marzo el tiempo mejora y la producción comenzó a recuperarse.

El mal tiempo en Europa había retrasado las producciones de fresa de otros países productores, lo que permitiría alargar la campaña en Huelva. En esta última campaña, entre mayo y abril, se ha comercializado el 56,7% de la producción de la campaña (el 45,6% en la campaña anterior).

Comparando los resultados de esta última campaña con los de la anterior, de los datos aportados por las empresas colaboradoras del Observatorio se puede deducir que entre diciembre y febrero se comercializó un 19% más de producción de fresa que en la anterior campaña, lo que motivó unos precios mensuales medios más bajos en ese periodo, como consecuencia de la mayor oferta.

Por el contrario, en el mes de marzo (que ha concentrado el 25% de la producción comercializada de la actual campaña), se comercializó alrededor de un 9,4% menos de fresa que en marzo de la campaña pasada. Como contrapartida, la escasez de fresa provocó que el precio medio mensual de dicho mes alcanzara el nivel de 1,48 euros/kg, precio muy superior al precio medio mensual de marzo de 2017.

El mes de abril ha sido, con diferencia, el mes de mayores ventas, estimándose que se ha podido comercializar un 20% más que en el mes de abril del año anterior. El precio medio de abril (0,93 euros/kg) ha sido un 13,4% más alto que en abril del año pasado, debido a la escasez generalizada de fresa en los mercados internacionales. En consecuencia, abril ha resultado un mes bastante más rentable en relación al mismo mes de 2017.

En mayo las producciones autóctonas europeas hicieron su aparición compitiendo con la fresa española, lo que causó la bajada de los precios y la retirada del cultivo de cara a junio. El precio medio de la fresa en el mes de mayo (0,88 euros/kg) ha sido casi un 21% inferior al precio medio de mayo de 2017.

En definitiva, la campaña se ha cerrado con éxito, gracias, en buena parte, a la flexibilidad proporcionada por la distribución varietal a la hora de abastecer la demanda de los mercados.

Según el último estudio sobre distribución varietal de fresa publicado en febrero de 2018 por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA), la variedad predominante esta campaña es de nuevo la Fortuna (37%), variedad precoz y muy productiva que conserva la calidad hasta el final de la campaña. La segunda variedad más habitual ha sido Rociera (19,3%), que ha duplicado su presencia respecto a la campaña anterior, respondiendo a una apuesta por la calidad organoléptica. 

FRAMBUESA

La campaña de la frambuesa comenzó también comenzó muy pronto en algunas explotaciones, pero en octubre el calor deformó parte de los frutos y, posteriormente, con la bajada de temperaturas, se volvieron a producir deformaciones que dificultaron la recolección y aumentaron su coste. Aún así, hasta noviembre se obtuvo una cosecha de frambuesa notablemente mayor que la de la campaña precedente, estando impulsada por las cálidas temperaturas otoñales, lo que condicionó los precios a la baja, colocándolos por debajo de los de la campaña anterior.

Las bajas temperaturas de diciembre contrajeron el volumen de producción y en enero y febrero se agudizó aún más la situación. Posteriormente, en la primavera, las lluvias también vinieron a mermar la cosecha viable. Este largo periodo de condiciones climatológicas desfavorables hacían difícil la recuperación.

Por fin en mayo se dieron las condiciones para que tuviera lugar una explosión productiva, estimándose que el volumen vendido en ese mes ha alcanzado el 28% de lo comercializado en el total de la campaña (frente al 19,5% que se comercializó de media en mayo de los dos años previos).

En definitiva, en el conjunto de la campaña se ha comercializado menos volumen que en la campaña previa y la oferta de 2017/18 no ha sido suficiente para abastecer la demanda de los mercados, resultado de lo cual, los precios de la frambuesa se colocaron por encima de los de la campaña anterior en la mayor parte de la misma.

En esta última campaña la temporada álgida de la campaña de recolección de la frambuesa no ha coincidido con la de la fresa, a diferencia de la anterior campaña 2016/17. En 2018, el mes de mayo ha concentrado el 28% de la comercialización de la frambuesa, mientras que abril fue el mes de máxima comercialización para la fresa (37,6%).

ARÁNDANO

En cuanto al arándano, la recolección de 2018 comenzó algo antes y en febrero y marzo se obtuvieron más kilos que en los mismos meses de 2017. Sin embargo, al llegar los principales meses de la campaña, los volúmenes de producción a comercializar estaban por debajo de los de 2017, sobre todo en mayo, mes que ha concentrado el 42%  de las ventas totales de la campaña. En 2018 se ha comercializado, aproximadamente, un 9% menos arándano que en el año pasado.

Superficie y producción de frutos rojos en Huelva

El cultivo de frutos rojos en Andalucía se concentra casi por completo en la provincia de Huelva. La fresa es el principal fruto rojo, pero el arándano y la frambuesa evolucionan intensamente al alza en los últimos años. También se cultiva la mora y algunas frutas más en mucha menor medida.

Importancia económica de los frutos rojos en la provincia de Huelva

En 2016 la fresa aportó casi el 74% del valor de la producción de los frutos rojos de la provincia de Huelva. El valor de la producción de fresa en 2016 representó el 34,2% de la Producción de la Rama Agraria onubense. El valor conjunto de la producción de fresa y resto de frutos rojos representó el 46,3% de la Producción de la Rama Agraria de Huelva.

Análisis de los precios de fresa

1.- Precios en origen

Si tenemos en cuenta los precios de fresa sin especificar el formato de envase observamos que la primera mitad de campaña estuvo marcada por una gran fluctuación de los precios. En el inicio de la campaña los precios semanales en origen de fresa eran algo bajos para la fecha, pero a mediados de enero la tendencia se invirtió y los precios se situaron en muy buenos niveles hasta finales de febrero, como consecuencia de la merma en la producción, motivada por una climatología desfavorable. Posteriormente los precios se estabilizaron.

Cuando llegó la primavera, fría y lluviosa, nuevamente la oferta se contrajo y lo hizo, tanto en el mercado nacional, como en el internacional, por lo que los precios se mantuvieron en mejores niveles que en las dos campañas anteriores.

En abril, mes en que se cosechó el grueso de la campaña, los precios se mantuvieron en niveles cercanos a los de las campañas precedentes, aunque ligeramente por encima. En mayo y junio, por el contrario, los precios en origen se desplomaron y se situaron por debajo de los niveles de precios obtenidos en las dos campañas anteriores, pues la oferta de fresa de los distintos productores europeos competía con la fresa española.

En el conjunto de la campaña, el precio medio ponderado de la fresa de primera categoría ha alcanzado los 1,27 €/kg, casi un 8,6% superior al precio medio de la campaña anterior. Esta última campaña ha alcanzado el precio medio más alto de las campañas que recoge el Observatorio de Precios.

Si vemos los precios de fresa según el formato de envase, desde la campaña 2015/16 el Observatorio de Precios registra precios de fresa de primera categoría comercial, diferenciados según el formato de envase. El formato “Estándar” se corresponde con envases de 250 gr, 500 gr, 1 kg, 2 kg, mientras que el grupo de formatos denominado “Especialidades” son envases con características especiales, en cuanto a forma y tamaño, para los que la fruta es cuidadosamente seleccionada. El formato estándar corresponde a la gran mayoría de la fresa comercializada. 

En la campaña 2017/18, el precio medio de la fresa de primera categoría envasada en formatos estándar alcanzó un precio medio de 1,24 €/kg; mientras que la fresa envasada en formatos especiales alcanzó un precio medio un 42% más alto, concretamente de 1,76 €/kg.

El precio medio de la fresa en envase estándar ha aumentado un 8,8% respecto al precio medio de la campaña pasada. En cambio, el precio medio de la fresa envasada en formato especial ha descendido un 1,8%.

2.- Precios de fresa en mercados mayoristas de Alemania

Los mercados mayoristas alemanes son el destino más importante para la fresa española. En la campaña 2017/18 los precios semanales medios de la fresa de origen español en formatos de envase estándar, obtuvieron niveles superiores a los de las dos campañas anteriores en gran parte de la campaña, pero sobre todo a finales de marzo y durante todo el mes de abril, momento en el que se exporta el máximo volumen de fresa de origen español.

Análisis de los precios de frambuesa

Los precios semanales en origen de la frambuesa en esta campaña comenzaron situándose en la línea esperada, pero enseguida tendieron a bajar y, al llegar noviembre, el gran volumen de oferta obtenido hundió los precios. La situación se invirtió a partir de la segunda semana de diciembre y se mantuvo hasta casi el fin de la campaña. El precio medio ponderado de la campaña 2017/18 para la frambuesa se ha situado en 5,84 €/kg, un 11,5% superior al precio medio de la campaña anterior.

Análisis de los precios de arándano

La campaña 2017/18 del arándano comenzó con precios inferiores a los de la campaña anterior. Sin embargo, en abril y mayo, meses en los que se comercializó el 71% del total de la campaña, los precios se situaron en niveles superiores a los del año anterior.

El precio medio ponderado del arándano en la campaña 2017/18 se ha situado en 4,06 €/kg, un 17% por encima del precio medio de la campaña anterior.

Exportaciones andaluzas de frutos rojos

El sector de los frutos rojos andaluz exporta la mayor parte de su producción. La UE es el destino mayoritario de las exportaciones de este sector, destacando como clientes principales Alemania, Reino Unido y Francia, según el informe del Observatorio.

Frente a la mayor estabilidad en el volumen y valor comercializados de las exportaciones de fresa, destaca el crecimiento explosivo que ha tenido lugar en el valor de las exportaciones de frambuesa y arándano.

Entre diciembre de 2017 y junio de 2018, las exportaciones de fresa de origen andaluz ascienden a más de 222.000 toneladas (concretamente 222.076), siendo este dato aún provisional. Dicho volumen es un 12,6% inferior al alcanzado en el mismo periodo de la campaña anterior. Las exportaciones en valor también han disminuido pero en un mucha menor medida (-3,96%).

El informe sigue apuntando que las exportaciones de frambuesa registradas hasta el mes de junio en la actual campaña ascienden a 44.429 toneladas, un 9,9% más que en el mismo periodo de la campaña pasada. En valor, las exportaciones de frambuesa han crecido de manera similar, un 8,3%. Las exportaciones de arándano continúan al alza. Hasta junio de 2018 se registraron unas ventas de 45.588 toneladas y 257,89 millones de euros.

El cultivo de la fresa, ha convertido a la provincia de Huelva en la primera región exportadora de fresa del mundo

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*