Una imparable Carolina Marín conquista su segundo Abierto de Japón

Con un gran nivel, la onubense se impone a Okuhara en un disputado partido a 3 sets

Carolina Marín tras ganar la final del Abierto de Japón

Imparable Carolina Marín, que tras su tercer oro mundial ha conseguido su segundo YONEX DAIHATSU YONEX Japan Open tras vencer en la final a Nozomi Okuhara en un disputado partido a tres sets. Tras una semana de gran nivel, la onubense supo sobreponerse en la final a una Okuhara, campeona mundial 2017, que terminó desfondándose ante el vendaval de juego de la española.

En otra prueba de fuego para Marín, ante una rival que dominaba los duelos directos previos a la final por 3-6, la española mantuvo la consistencia en el juego clave para hacerse hace poco más de un mes con su nuevo título mundial. En esta ocasión, en Tokio, en la que será la sede olímpica 2020 del Musashino Forest Sport Plaza, y ante la gran estrella nipona, esa consistencia le llevó al triunfo por 21-19 17-21 21-11 en 75 minutos de juego.

A pesar, como es lógico, de no estar al 100% como en el Mundial de Nankín, Marín ha vuelto a ser la jugadora regular que le hizo dominar todo el circuito en 2015 y que se pudo volver a ver como una versión remasterizada en su último mundial. Este hecho sumado a su siempre estable potencia física, ha terminado desarbolando el juego de contención y defensa de una Okuhara que se terminó rindiendo por agotamiento ante la española en la tercera manga.

Velocidad en su juego

La clave del choque se pudo vivir en el final del primer set donde Okuhara parecía marcharse hacia la victoria con una clara ventaja de 16-19. En ese momento, contra las cuerdas, Marín no falló, siguió con su plan de juego y terminó encadenando un 5-0 que ponía el 21-19, primer set a su favor y auténtica clave del triunfo. Aunque en la segunda manga Okuhara sí podía cerrarla con victoria, quedaba una tercera que Marín se había asegurado y que se convertía en el seguro hacia la victoria. Marín no reducía la velocidad de su juego y desde el principio abría distancias para ir creciendo en el marcador paso a paso hasta una victoria sin contemplaciones por 21-11.

La siguiente cita será el China Open, uno de los únicos tres Super 1000 del HSBC BWF World Tour. Tras su tercer mundial y su segundo Japan Open, la española aspira al que sería su primer China Open, el único torneo referencia del circuito que le queda por marcar en su curriculum junto con el Indonesia Open.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*