Montero anuncia que la banca y las petroleras pagarán un tipo mínimo del 18% en el Impuesto sobre Sociedades

El Gobierno va a presentar a finales de noviembre los Presupuestos de 2019

Montero comentó que actualmente los bancos y las petroleras están gravadas con un tipo incrementado del 30% en este impuesto, frente al 25% del resto de entidades, por lo que también tendrán un tipo más alto en la reforma que está negociando el Gobierno con Unidos Podemos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dicho hoy miércoles que la banca y las empresas que se dedican a la exploración de yacimientos de hidrocarburos pagarán un tipo mínimo del 18% en el Impuesto sobre Sociedades, frente al 15% que gravará al resto de grandes empresas.

Montero, comentó en declaraciones a la prensa en el Congreso, que actualmente los bancos y las petroleras están gravadas con un tipo incrementado del 30% en este impuesto, frente al 25% que sufragan el resto de entidades, por lo que también tendrán un tipo más alto en la reforma que está negociando el Gobierno con Unidos Podemos.

Según Montero, el Gobierno mantiene en el 15% el tipo mínimo que pagarán las grandes empresas y los grupos consolidados en el Impuesto sobre Sociedades, pero añadió que aquellas empresas (bancos y petroleras) que ya están pagando más por este impuesto (un 30%), pagarán también algo más tras la reforma. “Yo creo que cerraremos el paquete de fiscalidad en un plazo breve”, dijo.

Aseguró una vez más, que el Gobierno va a presentar a finales de noviembre los Presupuestos de 2019, y afirmó que a mediados de octubre remitirá a Bruselas el proyecto presupuestario, que Hacienda está elaborando “tanto si finalmente la tramitación de la nueva senda de déficit está ya avanzada en el Congreso como si no”.

Parece muy improbable que el Gobierno pueda elaborar los Presupuestos con la nueva senda y ante esto la ministra ha declarado que lo que han hecho PP y Ciudadanos “no es ocasionarle un problema al Gobierno, sino a todos los ciudadanos porque el recorte lo sufrirán los servicios públicos gestionados por las comunidades y la Seguridad Social”. Según Montero, de los 6.000 millones de euros adicionales con la nueva senda de déficit, sólo 1.000 millones afectan al Estado y los otros 5.000 se reparten a partes iguales entre las comunidades y la Seguridad Social.

Afirmó que no maneja otra posibilidad que sacar adelante las cuentas del próximo año y así se está negociando con Unidos Podemos. “Todavía hay recorrido hasta finales de noviembre”, comentó, tras indicar que “cuando se cierre el esqueleto básico de los Presupuestos con este grupo, se iniciarán los contactos con PdCat, ERC y PNV”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*