Los áticos ganan la batalla a los bajos en la recuperación de precios: 6,51% vs 3,48%

La mayor proporción de áticos se sitúa en Andalucía

Madrid arroja la mayor brecha entre ambas tipologías, pues el precio de los áticos está un 152% por encima del de los bajos

El ático sigue siendo la joya indiscutible del mercado de la vivienda en España. Aunque el bajo también ha repuntado, las últimas plantas están mucho más cotizadas. El portal inmobiliario www.pisos.com ha vuelto a enfrentar estas dos tipologías. El ático tipo en España tiene un precio de 275.735 euros y 118 m², mientras que en 2017 costaba 258.876 euros y tenía 102 m² de superficie. El incremento de precio interanual es del 6,51%. En cuanto al bajo estándar, el precio medio actual se sitúa en 143.891 euros por 85 m². En 2017, la relación fue de 139.058 euros y 99 m². El precio ha subido un 3,48% en un año. En cuanto a la distribución, los bajos repiten frente al año pasado, con dos habitaciones y un baño. Por su parte, los áticos suben de dos a tres habitaciones y de un baño a dos.

El comprador que desee disfrutar de buenas vistas deberá gastarse un 92% más que aquel que se conforme con la planta baja, un porcentaje superior en seis puntos al del año pasado. Por su parte, los bajos pasan de ser un 46% más baratos que los áticos a un 48%. En cuanto al peso de ambos tipos de vivienda dentro de la muestra del portal, la presencia de áticos se ha mantenido, mientras que la de los bajos ha caído frente al año pasado. Si en 2017, los bajos y los áticos representaban, respectivamente, el 3% y el 5% sobre el total de anuncios publicados en venta, en 2018 esta relación es del 3%-2%.

Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “el ático es un valor seguro que, en momentos de incertidumbre, puede bajar de precio, pero de forma poco significativa. Sin embargo, en momentos de optimismo, como el que vivimos en la actualidad, su recorrido al alza estará por encima del de cualquier otro piso”. El portavoz del portal inmobiliario señala que “los bajos no pueden competir en luminosidad y privacidad con las últimas plantas. Es una tipología que suele tardar en venderse en comparación con el ático, que siempre cuenta con demanda interesada, por lo que la operación suele cerrarse antes”. Hay que recordar que el estudio no considera los bajos con jardín en urbanización privada, que sí serían un producto exclusivo y de un perfil más alto.

En el capítulo de precios, Madrid tiene los áticos más caros, con una media de 575.791 euros. También fue así en 2017, cuando arrojó un precio medio de 498.736 euros. Asimismo, es en esta región donde están las últimas plantas más grandes de España: 151 m² de media. El año pasado también fue la región con los áticos más grandes, registrando 129 m². Los más pequeños se ubican en Cantabria (82 m²), mientras que Asturias (74 m²) lideró este listado en 2017. Por otro lado, Castilla-La Mancha repite como la región donde es posible comprar los áticos más asequibles del país, por un precio medio de 131.716 euros. El precio recogido hace un año fue de 138.840 euros. La autonomía en la que los áticos se han encarecido más es Madrid (15,45%), mientras que donde más han caído es en Castilla-La Mancha (-5,13%).

Los que quieran vivir a la altura de la calle en Murcia serán los que menos se gasten, pues pagarán 88.464 euros de media. Los bajos de esta comunidad también fueron los más baratos en 2017 (88.696 euros). Las plantas bajas más caras están en Baleares, donde el coste se sitúa en los 292.256 euros. También fue esta región la que ofertó las plantas bajas más costosas el año pasado: 271.062 euros de media. En cuanto a los bajos más grandes, Navarra (111 m²) encabeza el listado, mientras que Canarias (119 m²) fue la que contaba con los de mayor superficie hace un año. Los bajos más pequeños vuelven a estar en Cantabria (63 m²), aunque el año pasado eran más grandes: 75 m². La región donde más han subido de precio los bajos es Madrid (11,06%), mientras que la bajada más intensa la arroja Galicia (-5,68%).

Madrid vuelve a ser la región en la que existe la mayor brecha de precio entre estas dos categorías de inmuebles. Mientras que el precio de los áticos está un 152% por encima de los bajos -un 143% en 2017-, estos últimos son un 60% más económicos que las plantas superiores de los edificios en altura -un 59% en 2017-. La autonomía donde hay un mayor equilibrio de precios es La Rioja. Así, los bajos cuestan un 13% menos que los áticos, y estos un 15% más que los pisos de la planta inferior. El año pasado, las marcas más moderadas las arrojaron Galicia y La Rioja, donde las plantas bajas eran un 14% más asequibles que las altas y estas, a su vez, resultaban un 16% más caras que las primeras.

La mayor proporción de áticos se sitúa en Andalucía, Comunidad Valenciana y Baleares. Así, esta tipología supone el 4% sobre el total de las viviendas anunciadas en cada una de estas regiones. Galicia, Murcia, Aragón, Cantabria, Canarias y Madrid arrojan un 3%. El resto de regiones supone un 2%, a excepción de País Vasco, con solo un 1%. Respecto a los bajos, Canarias es la que mayor volumen aglutina con un 4%. Murcia, Castilla y León, Andalucía y Extremadura acumulan el 3%; y el resto, el 2%, salvo Galicia, Cataluña y Asturias, con un 1% sobre el total. Sin embargo, la menor oferta de esta clase de inmuebles la arroja Navarra, que no llega al 1%.

 Según pisos.com, el precio medio de una última planta es de 275.735 euros, mientras que un bajo tipo vale 143.891 euros

Una planta baja cuesta un 48% menos que un ático, un inmueble que supera el valor de los pisos bajos en un 92%

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*