Tráfico ha puesto en marcha una campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil  

Los controles se extenderán hasta el 07 de octubre

Una de las recomendaciones de la DGT es no llevar al niño en brazos en el coche nunca

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha desde ayer, día 01 una nueva campaña de vigilancia y concienciación del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) que se extenderá hasta  día 07 de octubre.

Objetivo, que todos los ocupantes de los vehículos adultos o menores, que viajen atrás o en asientos delanteros, hagan uso del cinturón de seguridad o del adecuado SRI con independencia de la carretera en que viajen.

De hecho, el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de siniestro y aminora el riesgo de lesiones tanto del conductor como de los pasajeros.

La  jefa provincial de Tráfico, Cristina Gago, insiste en que “El uso del cinturón de seguridad y los SRI es en definitiva un seguro de vida.  Reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente “. Hace especial atención en los niños donde es conveniente seguir las recomendaciones.

En Huelva en el año 2016 se notificaron por las distintas policías 644 accidentes de circulación con víctimas, en los que resultaron 19 fallecidos (uno más que en 2017), 92 heridos hospitalizados y 895 heridos que no requirieron hospitalización. En 2017 se formularon un total de 58140 denuncias por infracciones de tráfico, de las que 2.626 (14,7%) fueron por no utilizar cinturón de seguridad o SRI homologados. Del total de 11.067 denuncias que comportaron detracción de puntos en 2017, 2.103 (aproximadamente el 20%) fueron por no llevar el cinturón de seguridad o SRI deficiente.

En la última campaña de vigilancia, que tuvo lugar entre los días 12 y 18 de marzo de 2018, se controlaron más de 4.400 vehículos y se formularon 40 denuncias por no utilización. Esto refleja  que aunque el porcentaje de utilización se ha incrementado, todavía queda un camino por recorrer como atestigua el hecho de que de los 14 fallecidos en accidentes de circulación en vías interurbanas en 2017, dos de los conductores y 1 pasajero fallecidos no llevaban el cinturón de seguridad. En lo que llevamos de 2018, 4 fallecidos no llevaban el cinturón de seguridad. Se estima que utilización de los cascos, cinturones de seguridad y SRI podría evitar una cuarta parte de los fallecidos.

SRI, el mejor seguro de vida del niño

Los sistemas de retención infantil son imprescindibles para proteger a los bebés y niños ante un accidente de tráfico, y su uso es obligatorio en niños con una altura inferior a 1,35 metros. Su uso adecuado ayuda a reducir hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente. Por ello, uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla.

En cuanto a los SRI, hay que tener en cuenta:

  • Un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales
  • Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios.
  • Si se utilizan adecuadamente los sistemas de retención infantil, ayudan a reducir hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente.
  • No bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al cole es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

Recomendaciones:

  • Son obligatorios hasta que el niño alcanza 135 cm de estatura, pero es recomendable seguir utilizándolos hasta que alcanza 150 cm.
  • Siempre elegir un sistema adecuado a la talla y peso del menor y que se encuentre debidamente homologado (tiene  que tener la etiqueta con la E).
  • Colocar al niño en uno de los asientos traseros del vehículo.
  • Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible.
  • Es importante que los padres den ejemplo a los hijos utilizándolo ellos

 

El uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente y aminora el riesgo de lesiones tanto del conductor como de los pasajeros

 Un niño sin sujeción multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones graves o mortales

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*