Aumentan a diez las víctimas mortales por las inundaciones en Mallorca

El Consejo de Ministros tramitará la declaración de catalogación de zona catastrófica

Una de las desoladoras imágenes que han dejado las inundaciones en Mallorca

El 112 ha confirmado que ya son diez las personas encontradas sin vida a consecuencia de las inundaciones registradas en la Comarca del Llevant de Mallorca este martes.

En estos momentos sólo queda una persona desaparecida, un niño. Su madre es una de las víctimas mortales aunque pudo salvar a su hija, de unos siete años de edad, antes de ser arrastrada por la corriente.

Varios vecinos de Sant Llorenç des Cardassar han afirmado que “no se ha salvado nada” en sus viviendas. Los residentes en el municipio llevan desde primera hora de la mañana limpiando el barro de las casas y sacando muebles y electrodomésticos a la calle, donde trabajan camiones y excavadoras recogiendo los escombros.

Los testigos de las inundaciones coinciden en señalar la rapidez con la que creció el nivel del agua, que rompió los cristales de las ventanas, y sostienen que temieron por su integridad física. “Los coches flotaban por la calle”, han enfatizado.

 

Un total de 630 efectivos se han desplazado a la zona del Llevant para paliar los efectos del suceso y ayudar a las personas afectadas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado en Sant Llorenç des Cardassar que este jueves un Consejo de Ministros aprobará dos informes -uno de Interior y otro de Administraciones Públicas- para comenzar la tramitación de la catalogación de zona catastrófica para el Llevant de Mallorca.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación a su llegada al municipio mallorquín, donde ha expresado su solidaridad con las víctimas y afectados por la tragedia. Según ha incidido, “lo importante es dar certezas de que el Gobierno va a volcar todos los recursos necesarios para que los afectados puedan recuperar su día a día”. En esta línea, ha incidido en que lo importante es que tengan acceso a recursos.

Sánchez, quien ha llegado acompañado por la delegada del Gobierno, Rosario Sánchez, ha saludado a las autoridades y ha conversado con los Servicios de Emergencias, que le han informado de la situación. Además, tras atender a los medios, ha bajado hasta la zona cero en un vehículo de emergencias.

Sánchez ha destacado la cooperación con el Govern balear y ha agradecido el “extraordinario trabajo” de los servicios de emergencias. También ha querido trasladar a los familiares de las víctimas todo su “respeto y cariño”. “Les acompañamos en el dolor”, ha dicho el presidente.

Según ha informado el 112 de Baleares en un comunicado, se trata de 120 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), 120 del Instituto Balear de la Natura (Ibanat), 53 de la Guardia Civil, 50 de la Policía Nacional, 22 de los Bomberos de Mallorca, 15 de empresas privadas, 30 voluntarios de protección civil y 12 policías locales.

Asimismo, han acudido al lugar de los hechos 11 efectivos de Cruz Roja Baleares, 11 del Servicio de Emergencias SAMU (061), 24 de la Dirección General de Emergencias y el 112, 8 de Tragsa, 70 de carreteras del Consell, 6 psicólogos del Colegio Oficial de Psicólogos de Baleares (Copib), 5 de Emaya y 3 voluntarios civiles.

También se han desplazado tres bomberos de Aena, 25 efectivos de la Comandancia General de Baleares (Comgebal), 10 trabajadores de brigadas municipales, 31 efectivos de GESA y otro de SOS Desaparecidos Baleares.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*