Opinión



Comienza en Huelva una campaña de control en carreteras convencionales

Tráfico vigilará la velocidad, adelantamientos indebidos y el uso del móvil

En Huelva estas carreteras acumularon en 2015 el 78% de muertes en accidentes de tráfico

La Dirección General de Tráfico pone en marcha este lunes una nueva campaña de control en las carreteras convencionales de la provincia de Huelva que se extenderá hasta el 15 de mayo y en la que se vigilará, de manera especial, el exceso de velocidad, los adelantamientos indebidos y el uso del teléfono móvil durante la conducción.

Entre los objetivos de esta campaña,  figura el conseguir comportamientos más seguros de los conductores que circulen por estas vías, que son las más peligrosas, pues presentan una alta siniestralidad, a pesar de que su densidad de tráfico no es demasiado elevada. De hecho, en la provincia de Huelva las carreteras convencionales acumularon el año pasado el 78% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico.

Durante la próxima semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incrementarán los controles en la red de carreteras secundarias. Además de la velocidad, los adelantamientos y el uso del móvil, se hará hincapié en la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas; la documentación del vehículo y conductor; el uso del casco y sistemas de retención; y el empleo de auriculares, navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción.

Objetivos

Debido a la alta siniestralidad en este tipo de vías, las carreteras secundarias son uno de los objetivos prioritarios en la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020. Para ello se trabaja en dos líneas principales. La primera de ellas, encaminada a mejorar la seguridad de dichas carreteras a través de su diseño, especialmente para evitar salidas de la vía y colisiones frontales con la puesta en marcha de una serie de medidas de bajo coste y alta efectividad. La segunda, consistirá en incrementar la vigilancia y el control en este tipo de vías, con la finalidad de disuadir a los infractores de las normas de tráfico y conseguir comportamientos más seguros.

En la última operación de vigilancia de carreteras convencionales llevada a cabo en octubre del pasado año, la Guardia Civil controló en las carreteras onubenses un total de 7.200 vehículos y se formularon 544 denuncias –el 7,5%–. La principal causa de estas denuncias fue el exceso de velocidad –el 52%–.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*