Opinión



Ence construirá una nueva planta de biomasa en Huelva con la más avanzada tecnología

La compañía asegura que contribuirá a la reducción de la emisión de CO2

El grupo afirma que la nueva planta dará un fuerte impulso a la actividad económica y al empleo

Ya es seguro que el grupo Ence construirá una nueva planta de generación con biomasa de baja emisión en su complejo energético de Huelva. Así lo ha ratificado la compañía en un comunicado en donde explica que la nueva planta contará con “la más avanzada tecnología en materia medioambiental” y supondrá “un fuerte impulso a la actividad económica y la creación de empleo, fundamentalmente rural”, en la provincia onubense.

Ence considera que Huelva es fundamental para el desarrollo de su estrategia de crecimiento en el negocio de generación de energía renovable con biomasa. En este sentido, la inversión en la nueva planta de Huelva se enmarca en los compromisos anunciados por la empresa cuando tuvo que acometer la reestructuración de su complejo de celulosa.

Con esta nueva inversión, indica el comunicado, Ence “apuesta por las plantas de generación con biomasa de muy baja emisión”. La nueva planta, asegura, “contribuirá de forma importante a la reducción de la emisión de CO2 y, en consecuencia, a la mitigación del cambio climático, dado que la generación con biomasa es la tecnología con el mejor balance de emisiones de carbono”.

Este proyecto en Huelva no es incompatible con la inversión en una planta de biomasa de baja emisión en Pontevedra, anunciada recientemente por la compañía, y cuya ejecución “no excluye la inversión” en la planta anunciada de Huelva, afirma la compañía.

Ence cuenta en Huelva con dos plantas de generación de electricidad con biomasa con una capacidad total de 90 MW que producen cerca de 600 millones de kWh anuales.  Desde diciembre de 2012, está en marcha en el Centro de Operaciones de Ence en Huelva la planta de generación de energía con biomasa de 50 MW, la más importante de España y una de las principales de Europa.

La planta consume unas 500.000 toneladas de biomasa al año para producir 180 toneladas/hora de vapor a 100 bares de presión y 500ºC de temperatura, y que es la energía térmica que permite a la turbina producir más de 400 millones de kWh/año.

Esta planta en Huelva 50 MW, junto con la de Mérida 20 MW  es, según Ence, “referencia en Europa por su novedosa tecnología”, que permite bajar las emisiones de carbono en más 400 veces si se compara con las plantas térmicas convencionales de última tecnología y 1.000 veces respecto a las plantas de carbón.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*