El PP denuncia la pérdida de 513 profesores en 4 años de recortes educativos de la Junta en Huelva

Huelva, con 7.627 docentes, es la provincia andaluza con menos personal educativo

Según Longoria, los profesores onubenses son especialmente maltratados por la Junta y "de ahí el elevado grado de desmotivación que dan las encuestas"

El parlamentario andaluz del PP, Guillermo García Longoria, ha denunciado la desaparición de 513 profesores en la provincia de Huelva desde el año 2012 hasta la fecha, tal y como ha desvelado el Boletín Estadístico del personal al servicio de las administraciones Públicas. “Lamentablemente –ha destacado– los recortes educativos de la Junta de Andalucía han supuesto la pérdida de 513 profesores siendo la provincia que menos personal educativo tiene toda Andalucía con 7.627 docentes.

Para el parlamentario popular, “es evidente que los recortes de la Junta están afectando directamente al empleo educativo y los números así lo demuestran ya que, precisamente, en nuestra provincia hay una evidente falta de profesorado e infraestructuras educativas’

Según el dirigente popular, “es especialmente preocupante la situación de la provincia en relación al profesorado tanto en el elevado número de docentes que han perdido su trabajo como, sobre todo, en lo que concierne a su motivación en el desempeño de sus labores”. “Los profesores onubenses son especialmente maltratados por la Junta y, de hecho, año tras año vemos cómo las diferentes encuestas que realizan las organizaciones sindicales revelan el elevado grado de desmotivación del profesorado onubense”.

El parlamentario andaluz ha manifestado que “los profesores onubenses han sufrido, en un corto espacio de tiempo, un deterioro progresivo de sus condiciones laborales e incluso el miedo real a la pérdida de su empleo”. A estos recortes se suman, además, las dificultades intrínsecas de la actividad educativa especialmente en Secundaria, lo que está provocando que los docentes se sientan especialmente “castigados, estresados y desmotivados en un entorno nada favorable.”

De igual modo ha recordado el popular, “una de las cuestiones que siempre se han planteado son los efectos que pueden estar causando los recortes en la calidad de la educación por parte de la Junta”. Así, ha indicado que la mayoría de los docentes opina que los ajustes están suponiendo un importante retroceso en el sistema público de enseñanza en la provincia, y esta pérdida de empleo es una muestra”. Además ha subrayado el popular, “es significativo cómo el profesorado no se siente apoyado por la Administración educativa, en este caso la Junta, lo que aumenta su grado de desprotección”.

El parlamentario andaluz ha señalado que ‘la Junta de Andalucía en la provincia de Huelva parece vivir de espaldas a la problemática educativa prestando más atención a las estadísticas que al día a día en las aulas”. Para García Longoria “la situación en los centros es cada vez más complicada, con mayores problemas y menos recursos en detrimento de la calidad de la educación pública”.

En este sentido el dirigente popular h recordado la última denuncia realizada por la Asociación Andaluza de Directoras y Directores de los Centros Públicos de Educación Infantil y Primaria y Residencias Escolares (Asadipre) que mostraron su rechazo a la medida adoptada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en relación “a la eliminación de las horas de reducción del profesorado” de las áreas no lingüísticas de los centros bilingües a partir del curso acádemico 2016/17.

El popular ha apuntado que “nadie entiende este nuevo recorte en los centros que han apostado por este plan estratégico en los últimos años, implicando a toda la comunidad educativa y que consiste, como han explicado los afectados, en detraer de cada centro de Primaria las seis horas que el profesorado bilingüe contaba para las reuniones con la persona coordinadora del plan, la preparación de las clases bilingües con el auxiliar de conversación, la elaboración y actualización de los materiales bilingües, etcétera…”.

Para Longoria la Consejería “ha aprovechado esta reducción de horas de coordinación para restar un cupo en la plantilla de cada centro bilingüe”. Así, con esta medida, “no sólo se acaba con la coordinación del programa, sino que cada centro además de las seis horas semanales de coordinación pierde otras diecinueve horas más al perder un maestro o maestra con perfil bilingüe que contaba en su plantilla”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*