Opinión



Andalucía, referente en Europa por las políticas para mejorar la calidad y acceso a medicamentos

Alonso expone las medidas de la Junta para conseguir un uso racional

Aquilino Alonso dice que Andalucía es un referente en todo el mundo en cuanto al uso del medicamento

Andalucía es referente en Europa por las políticas innovadoras para mejorar la calidad y la equidad en el acceso a los medicamentos, lo que ha quedado refrendado con la participación hoy jueves, 14 de julio, del consejero de Salud, Aquilino Alonso, en el Parlamento europeo para exponer las medidas implantadas en este ámbito en los los últimos años y contribuir con su experiencia a mejorar esta accesibilidad en el conjunto de países miembros de la Unión Europea.

Así, durante su intervención ha enumerado las políticas de uso racional del medicamento del Gobierno andaluz, “dirigidas a garantizar la calidad y los derechos ciudadanos y muy centradas en mejorar la accesibilidad para alcanzar la equidad sin incrementar los costes para los pacientes”.  Para la implantación de estas medidas, según el consejero de Salud, “ha sido fundamental la implicación de los profesionales del sistema sanitario público andaluz, así como la colaboración permanente con la corporación farmacéutica”.

El máximo responsable de la sanidad pública andaluza se ha referido a la prescripción por principio activo, que Andalucía implantó en 2001 y que ya alcanza el 93% de las prescripciones en el sistema sanitario público andaluz. Se trata de una medida que respeta la libertad de prescripción médica, ya que los profesionales eligen el fármaco que consideran más adecuado ante la situación de cada paciente, pudiendo utilizar la marca comercial sin ningún obstáculo.

Aquilino Alonso ha manifestado que la prescripción por principio activo ha permitido abordar la selección pública de medicamentos, en cuanto es la administración sanitaria la que asume la selección del preparado comercial de manera que el margen de negociación con los laboratorios fabricantes revierta de forma equitativa en beneficio del conjunto de la población, “contribuyendo a reforzar la sostenibilidad del sistema sanitario público andaluz”.

De este modo, la selección pública de medicamentos ha permitido obtener un importante ahorro económico para la administración sanitaria andaluza, “sin tocar más los bolsillos de la población, que ya financia el Sistema con sus impuestos”, ha enfatizado el consejero. Asimismo ha recordado que la calidad de los medicamentos seleccionados está garantizada, pues se encuentran en el mercado tras ser aprobados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. “Se trata de un procedimiento transparente y abierto a la libre competencia cuya adjudicación está basada en el coste final de la prescripción para el Servicio Andaluz de Salud, a cambio de la exclusividad para su producto durante dos años, con el compromiso formal de abastecimiento en ese periodo”, ha añadido.

Dentro de las iniciativas en farmacia, Aquilino Alonso también se ha referido al uso de alternativas terapéuticas equivalentes más eficientes, en atención primaria y en hospitales, que busca incentivar la selección eficiente de aquellos medicamentos “exclusivos” (bajo patente y por tanto sin genéricos) con resultados equivalentes para un mismo proceso de salud.

Asimismo, ha señalado que como soporte a estas políticas, se puso en marcha la Comisión Central para la Optimización y Armonización Farmaco-terapéutica como órgano para garantizar, en todos los centros del Servicio Andaluz de Salud, la selección y utilización de los medicamentos más adecuada, más eficiente y homogénea posible, conforme a la evidencia científica disponible. Esta Comisión cuenta con Comisiones Multidisciplinares para el uso racional del medicamento en todos los centros y con el apoyo del Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos (CADIME), así como de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía.

También se han constituido Comités específicos en distintas áreas, como la protocolización y seguimiento del uso de medicamentos en distintas situaciones, o la promoción de la calidad y la eficiencia en su prescripción, entre otras.

Por otra parte, en el ámbito de la gestión, existe una Comisión Central de Farmacia Hospitalaria que se encarga de optimizar la gestión de medicamentos a través de las Comisiones Provinciales de Compras y Suministros Farmacéuticos. “Tanto la gestión como la calidad de la prestación farmacéutica constituyen una prioridad para el Gobierno de Andalucía, al igual que garantizar el acceso a la innovación”, ha subrayado Aquilino Alonso.

El consejero ha recordado que Andalucía fue una de las primeras comunidades autónomas en mejorar la “accesibilidad, calidad y seguridad en la prestación farmacéutica” a través de la receta electrónica. En la actualidad, el 100% de la población andaluza tiene acceso a ella y cada año se emiten 156 millones de recetas electrónicas, el 97,5% de las recetas prescritas.

Con este sistema, se mejora la accesibilidad de pacientes crónicos a la prestación farmacéutica, disminuye la frecuentación sanitaria y optimiza la gestión económica, así como el control de la dispensación de medicamento”. Además, permite la incorporación directa de prescripciones realizadas en hospitales, consultas externas o urgencias de los centros sanitarios andaluces; y suma un control de seguridad en el momento de la dispensación.

Modelo mediterráneo de farmacia

Aquilino Alonso ha puesto en valor el modelo mediterráneo de farmacia, que en Andalucía garantiza, con 3.800 farmacias distribuidas en todo el territorio, que todos los pueblos dispongan al menos de una oficina de farmacia. De hecho, una de cada cuatro farmacias en la comunidad se encuentra en una zona rural, contribuyendo a la accesibilidad de la prestación farmacéutica, a la que la Consejería de Salud destina el 26,6% de su presupuesto.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*