Giahsa comienza a aplicar sus medidas de compromiso social en Gibraleón

Los olotenses podrán acogerse a ayudas que la empresa pública brinda al usuario

Los olontenses con problemas para pagar el agua pueden acudir a los servicios sociales y se verá su situación

Una vez que Giahsa vuelve a prestar los servicios propios del ciclo integral del agua en el municipio de Gibraleón, que retoma la gestión pública después de casi tres años de privatización de los mismos, los contactos entre el consistorio y la empresa pública siguen produciéndose en este periodo de transición hacia la definitiva integración. De tal forma, uno de los asuntos prioritarios en este proceso, como son las medidas de compromiso social, ha comenzado a abordarse en distintas reuniones que van a servir para que los usuarios olotenses que lo precisen puedan informarse y acogerse a la amplia carta de ayudas y bonificaciones que Giahsa ofrece a sus usuarios, incluyendo la Declaración de Pobreza Energética que se viene aplicando desde principios de año en los restantes 65 municipios que conforman la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS).

Con esa idea la alcaldesa de Gibraleón, Lourdes Martín, y la presidenta de la Mancomunidad de Servicios, Laura Pichardo, han mantenido un encuentro para sentar las bases de las próximas actuaciones en esa materia. En el transcurso de esos encuentros se ha informado a los técnicos de los servicios sociales municipales de todas y cada una de las medidas tendentes, en esencia, a paralizar el corte de suministro por deudas a aquellas familias que se encuentren en situación manifiesta de pobreza energética, a las que se concede de entrada un plazo razonable (dos meses) para alcanzar un acuerdo de pago acorde a sus posibilidades reales.

Modelo público, responsabilidad social

Giahsa aplica desde hace varios años un sistema de tarifas pionero que establece distintos precios dependiendo del número de personas que convivan en cada vivienda y que, además, establece bonificaciones a los colectivos más necesitados: familias con la totalidad de miembros en situación de desempleo, en condiciones de dependencia o pensionistas con rentas bajas. Del mismo modo, existen una serie de medidas de emergencia para asegurar el suministro de agua potable a familias con escasez de recursos, con problemas de exclusión social.

Tanto Giahsa como el Ayuntamiento de Gibraleón entienden que el planteamiento pasa por compartir el esfuerzo común de todos los municipios integrados en la MAS para la búsqueda de soluciones que permitan mantener un suministro tan básico e imprescindible como es el agua. Con ese fin, Gibraleón tendrá su representación en la Comisión de Servicios Sociales de Giahsa, de la que forman parte alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas y técnicos y responsables de área de la empresa.

De tal forma, cuando un usuario de Gibraleón que se encuentre en una situación económicamente precaria reciba un aviso de corte de suministro por deuda deberá acudir a los Servicios Sociales del Ayuntamiento. Éstos emitirán un informe que se valorará en Giahsa para tipificar el caso e incluirlo en la Declaración de Pobreza Energética o en algunas de las medidas restantes. Llegados a este punto, el corte quedará paralizado durante dos meses, periodo que los afectados disponen para resolver los trámites administrativos y llegar a un acuerdo que les permita afrontar su deuda de manera satisfactoria. Del mismo modo, podrá acogerse a la aplicación de ayudas sociales por parte de las distintas administraciones y de la propia Giahsa.

Los requisitos para beneficiarse de esta Declaración de Pobreza Energética pasan por ser titular del suministro en la vivienda afectada por la situación de deuda y corte, así como que los ingresos familiares sean inferiores al IPREM (532 euros al mes), con distintas modulaciones como el número de miembros de la vivienda o situaciones de dependencia.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*