Opinión



IU quiere que se reactive el Consejo Local de Medio Ambiente, que no se convoca desde 2007

Quiere que se aborde en él las balsas de fosfoyesos y las escombreras ilegales

Juan Manuel Arazola y Mónica Rossi, concejales de IU en el Ayuntamiento de Huelva

El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huelva, Juan Manuel Arazola, ha dado a conocer una iniciativa que va a llevar al próximo pleno municipal en la que se pide la convocatoria del Consejo Local de Medio Ambiente, ya que desde 2007 no se convoca.

“Resulta cuanto menos chocante que siga sin reactivarse ni convocarse el Consejo Local de Medio Ambiente, máxime, teniendo en cuenta que este Consejo en particular lleva al menos dos mandatos completos, desde antes del año 2007, y el tiempo transcurrido que llevamos del actual, sin convocarse”, ha manifestado Arazola, que ha añadido que “resulta aún más difícil entender la tardanza en la reactivación de este órgano de participación municipal, siendo la problemática medio ambiental una de las preocupaciones más importantes que afectan a la ciudadanía onubense”.

IU quiere que en la primera convocatoria que se realice para la reactivación del Consejo Local de Medio Ambiente figuren como temas a abordar la declaración de los suelos contaminados que hay en el término municipal de Huelva, la situación del Ayuntamiento de Huelva en el procedimiento judicial abierto por las balsas de fosfoyesos, y las actuaciones que debe tomar el Ayuntamiento para evitar la proliferación de vertederos ilegales, “en los que además de escombros de todo tipo, se han localizado la presencia de materiales tan peligrosos y dañinos para la salud como es el amianto”.

Sobre estos temas, Arazola recuerda que en el pasado Pleno de Debate sobre el Estado de la Ciudad de Huelva se aprobó por unanimidad una propuesta de resolución presentada por IU para que el Ayuntamiento intervenga para acabar con las escombreras ilegales. Arazola se ha referido también a la iniciativa presentada por su grupo en el pleno de julio del año pasado y que se aprobó también por unanimidad para que el Ayuntamiento afronte la declaración de suelos contaminados que hay en el municipio. “Estos asuntos, junto con la situación del procedimiento judicial de la balsas de fosfoyesos tienen que ser tratados, contando con la participación de la población y de los colectivos onubenses”, expone Arazola. Para ello, “también queremos que el Consejo Local de Medio Ambiente adapte su reglamento a la realidad y a la normativa de la participación ciudadana actual”, concluye Arazola.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*