De los 1,2 millones de trabajadoras que hay en la comunidad andaluza, el 86,1% son asalariadas

Única CC AA donde el empleo femenino en Agricultura supera al de Industria

Andalucía es la única provincia donde el trabajo agrícola para la mujer es más importante que el industrial

Si hablamos de mujeres con empleo, el perfil de la mujer trabajadora en Andalucía se corresponde con el de una asalariada del sector privado de entre 35 y 44 años, con estudios superiores y que trabaja en el sector servicios.

De los 1,2 millones de trabajadoras que hay en la comunidad andaluza, un 86,1% son asalariadas (1.052.750 personas). Por otra parte, se cuentan 160.350 mujeres (13,1% de las ocupadas) que son emprendedoras. También hay un pequeño grupo de 10.125 mujeres (0,8%) que no son ni lo uno ni lo otro y que se corresponde con miembros de cooperativas, ayuda en el negocio familiar, tareas voluntarias, etc. Son algunas de las conclusiones de Adecco, que ha realizado un estudio sobre el perfil de la mujer trabajadora en Andalucía.

Las principales ocupaciones en las que se emplean las mujeres en Andalucía son Servicios y ventas (31,5% del empleo femenino), Ocupaciones elementales (21,2%) y en tareas Técnicas y profesionales científicas e intelectuales (19,9%). La menor proporción realiza tareas cualificadas Agro-ganaderas (2,1%) y Ocupaciones militares (0,1%).

Para aquellas que ahora mismo están trabajando, se corresponde con el perfil de una asalariada de entre 35 y 44 años, con estudios superiores y que trabaja en el sector servicios (área de servicios y ventas). 

El próximo miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer y desde Adecco, como empresa líder en recursos humanos y referente del mercado laboral, hemos querido analizar cuál es el perfil de la mujer trabajadora en Andalucía. Hemos realizado un estudio  los datos de la última Encuesta de Población Activa, Adecco –en colaboración con Barceló & Asociados- ha detallado cuál es el papel de la mujer andaluza dentro del mercado de trabajo.

Perfil de la mujer trabajadora en Andalucía

Análisis por edad En Andalucía hay 1,2 millones de mujeres trabajando en la actualidad. El grupo más numeroso de mujeres ocupadas corresponde a aquellas de entre 35 y 44 años de edad, quienes suman 383.000 personas, el 31,3% del total. Le sigue el de mujeres de entre 45 y 54 años, con 318.500 mujeres, que equivale al 26% del total. Si a estos dos grupos sumamos el de mujeres ocupadas de entre 25 y 34 años de edad (que suman 289.400 personas, que suponen el 23,7% de las mujeres ocupadas en toda la comunidad), tenemos que el 81% de las mujeres que trabajan en Andalucía tiene entre 25 y 54 años. Por lo tanto, los grupos de edad por encima y por debajo de dicha franja tienen un papel secundario, en particular en el caso de las más jóvenes.

En efecto, las mujeres de menos de 25 años sólo ocupan el 4,2% de los puestos de trabajo, con un total de 51.300 ocupadas. Más importante resulta el rol del grupo de mujeres de 55 y más años de edad, que tiene en sus manos el 14,8% restante de puestos de trabajo andaluces, que equivale a 181.100 empleos.

Esta distribución de los puestos de trabajo femeninos entre los distintos grupos de edad es similar a la del conjunto de España, con el matiz de que en la autonomía andaluza tienen un peso ligeramente mayor en el empleo los grupos de edad más jóvenes. Por ejemplo, el porcentaje de empleos ocupados por mujeres de entre 25 y 34 años es 2,3 puntos porcentuales más alto que en el total nacional (21,4%), mientras que el de las mujeres de 55 y más años de edad es 0,9 p.p. más bajo (15,7% en el total español).

Andalucía tiene la tercera mayor participación de la franja de edad de 25 a 34 años (23,7%), por detrás de Castilla-La Mancha (24%) y la Región de Murcia (23,9%).

Análisis por situación profesional

De los 1,2 millones de trabajadoras que hay en la comunidad andaluza, un 86,1% son asalariadas (1.052.750 personas). Por otra parte, se cuentan 160.350 mujeres (13,1% de las ocupadas) que son emprendedoras. También hay un pequeño grupo de 10.125 mujeres (0,8%) que no son ni lo uno ni lo otro y que se corresponde con miembros de cooperativas, ayuda en el negocio familiar, tareas voluntarias, etc.

Entre las asalariadas, el colectivo más numeroso es el de las que trabajan en el sector privado, con 775.175 personas. Eso equivale al 63,4% del total de mujeres con empleo. El 22,7% que completa el grupo de mujeres que trabaja en relación de dependencia corresponde a asalariadas del sector público, que suman 277.575 personas.

Por su parte, las emprendedoras pueden desagregarse en dos grupos: empleadoras y autónomas (sin empleados). El más nutrido de los dos es el último, con 116.875 mujeres (9,6% de todo el empleo femenino de la autonomía). Las mujeres con empleados a cargo suman 43.475 un 3,6% del total.

En comparación con el conjunto de España, Andalucía destaca por dos cosas. Por un lado, el mayor peso del empleo público, 2,9 puntos por encima del nacional; y por otro, la menor importancia relativa de las asalariadas del sector privado, 4 puntos por debajo. En el conjunto de España, se cuentan 26 mujeres autónomas por cada 10 emprendedoras con asalariados a cargo. En el caso andaluz, cada 10 emprendedoras se cuentan 27 autónomas.

Es interesante observar la importancia relativa del empleo público femenino en cada comunidad autónoma. En el conjunto español, por cada mujer que trabaja en el sector público hay cuatro que lo hacen en el privado, sea como asalariadas, sea como emprendedoras. En Andalucía, el peso del sector público es mayor, pues son 34 las mujeres que trabajan en el sector privado por cada 10 que lo hacen 8 #MujerAdecco en el público. Son solo tres las autonomías en donde el sector público ocupa un espacio aún mayor en el empleo femenino: Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Análisis por formación

De los 1,2 millones de ocupadas con empleo que hay en Andalucía, el grupo más nutrido, con 523.300 personas (42,8%), es el de aquellas que alcanzaron la Universidad. Los dos grupos de educación secundaria tienen una cantidad de mujeres muy similar: en torno a 300.000 mujeres cada uno, lo que supone aproximadamente un 25%. Las restantes 94.400 mujeres ocupadas completaron como máximo la escuela primaria (7,7%).

Si se compara la composición del empleo femenino andaluz según el nivel formativo con la del conjunto del país, la diferencia principal es el menor espacio que ocupan las mujeres con educación superior, que alcanza al 47,9% en toda España. Eso se compensa con una mayor presencia de los dos grupos formativos inferiores. De hecho, Andalucía es la tercera región con mayor participación en el empleo de las mujeres que sólo tienen hasta educación primaria.

Todas las comunidades autónomas presentan una composición similar, con el grupo de mujeres ocupadas con educación universitaria siendo el más grande y el de aquellas con hasta formación primaria el más pequeño.

Análisis por ocupación

La Organización Internacional del Trabajo clasifica todas las ocupaciones en diez grandes categorías. De ellas, la más significativa en el empleo femenino andaluz es, con amplia diferencia, la de Trabajadoras de Servicios y ventas, con un 31,5% del total (incluye, entre otras, a camareras, peluqueras y dependientes, pero también a azafatas, policías y bomberos). Son 385.200 mujeres las que entran en esta categoría.

La siguiente categoría en importancia es la de mujeres que realizan Ocupaciones elementales (donde se agrupan, entre otras, a empleadas domésticas, limpiadoras, vigilantes, etc.), con un total de 259.000 mujeres (21,2% del total).

Las tareas Técnicas y profesionales científicas e intelectuales, que suponen el 19,9% de todo el empleo femenino (en esta categoría se engloban por ejemplo a ingenieras, doctoras, odontólogas, abogadas, economistas, profesoras, etc.) conforman el tercer grupo más amplio de ocupadas en Andalucía.

Cuando se coteja la distribución del empleo femenino andaluz según las categorías ocupacionales con la de España en su conjunto, se observa una mayor importancia de las tareas elementales y de Servicios y ventas. Esto se compensa con un menor espacio para los empleos de oficina y las ocupaciones técnicas y profesionales científicas e intelectuales, y técnicas y profesionales de apoyo (entre estas últimas sobresalen las agentes de seguros, logopedas, higienistas, agentes de viajes, pilotos aéreos, etc.).

Andalucía es una de las tres autonomías en las que las tareas elementales son la segunda categoría ocupacional que más mujeres ocupa. Solo dos regiones presentan un porcentaje mayor de empleo en esta categoría: Murcia (28,6%) y Canarias (23,6%).

En la distribución del empleo femenino de Andalucía entre las distintas categorías de ocupaciones también sobresale el hecho de ser la región con menor proporción de empleos de oficina, con un 12,2%, que se compara con una media nacional de un 14,5%. En Andalucía, cada 10 mujeres con empleos elementales, se cuentan 13 con ocupaciones Técnicas y profesionales, tanto científicas e intelectuales, como de apoyo. Es la cuarta relación más baja. Por debajo de Andalucía se colocan Baleares (13 mujeres en tareas técnicas y profesionales cada 10 con ocupaciones elementales), Canarias (10 a 10) y Murcia (9 a 10). En base a estos datos puede establecerse que una abrumadora mayoría de mujeres andaluzas trabaja en el sector Servicios, concretamente 1,1 millones, el 89,8% de todas las ocupadas de la autonomía.

Por otra parte, hay 53.900 mujeres que desempeñan su actividad en la Industria (4,4%), 62.300 que lo hacen en la Agricultura (5,1%) y apenas 8.400 que lo hacen en la Construcción (0,7%). Andalucía es la única comunidad en las que el empleo femenino en la Agricultura es más importante que el mismo en la Industria: 5,1% y 4,4%, respectivamente. 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*