Tai vuelve a ser un muro para Carolina Marín, derrotada en la final del Open de Singapur por un doble 21-15

Cae de nuevo ante la taiwanesa, auténtica sensación de la temporada

Tras una semana perfecta, la onubense no ha podido conquistar este torneo

Fin al Trípictico Asiático para Carolina Marín con el pleno de subcampeonatos al ceder, de nuevo, ante la taiwanesa Tai Tzu Ying por un doble 21-15 en la final del OUE Singapore Open. En la reedición de la final de la semana previa en Malasia, Marín volvió a perder ante una taiwanesa que se ha convertido en la auténtica sensación de este primer tramo de la temporada.

Tras una semana perfecta para la jugadora onubense, donde el cansancio de dos semanas de juego intenso y viajes no hizo mella en su físico, llegaba a la final por la vía rápida, deshaciéndose de forma aparentemente sencilla de rivales de la talla de la surcoreana Sung Ji Hyun o la mismísima india Pusarla Ventaka Sindhu. Solo la actual subcampeona del mundo júnior, la tailandesa Chochuwong arrancaba un set a la española en su estreno sobre el Singapore Indoor Stadium.

En la final esperaba por la otra parte del cuadro Tai Tzu Ying, que seguía demostrando su nivel actual – triunfos en sus cuatro últimas citas en Hong Kong Open, Super Series Finals, All England, Malaysia Open – al meterse en el encuentro por el título sin ceder un solo set y jugando apenas 2 horas sobre la pista singapurense. El balance entre ambas jugadoras llegaba igualado a 4 triunfos por cabeza, pero con las tres últimas victorias ‘Made in Taiwan’.

Nivel de juego elevado

La final tuvo la misma actividad que las últimas citas, pero con un desenlace más simple para el partido. El nivel de juego de ambas jugadoras fue muy elevado, pudiendo disfrutar de intercambios en donde predominaba el juego tenso a media pista y las dejadas y contradejadas en torno a la red. Igualadas a 14, Tai mantuvo la eficiencia en sus golpeos y fue el momento para despegarse en el marcador y marchar hacia el segundo. En éste, que sería decisivo, la dinámica fue semejante y la taiwanesa se llevaba el triunfo por un doble 21-15 consiguiendo el cinco de cinco en sus últimas citas en el circuito mundial.

Marín no estuvo sola en esta singapurense, sino que Pablo Abián también decidía competir en la cita asiática como último escalón para su preparación del Europeo. Además, las sensaciones del bilbilitano fueron muy satisfactorias, pues alcanzaba unos más que positivos octavos de final tras derrotar en primera ronda al hongkonés Wei Nan por 25-27 21-17 21-14. En octavos de final, el chino Yi fue un rival inaccesible ante el que cedía por 10-21 16-21.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*