IU lleva al Parlamento el vertido de la mina y pide responsabilidades políticas y penales

Reclama información detallada sobre el volumen de aguas contaminadas

Francisco Javier Camacho, miembro de la Ejecutiva Provincial de IU en Huelva

Izquierda Unida ha registrado una iniciativa en el Parlamento Andaluz relativa al vertido que tuvo lugar este jueves en el río Odiel proveniente de una balsa minera ubicada en la localidad onubense de La Zarza. Este vertido, proveniente de aguas embalsadas producto de la actividad minera, ha provocado que al río Odiel llegaran aguas con un alto contenido de sustancias contaminantes.

Francisco Javier Camacho, miembro de la Ejecutiva Provincial de Izquierda Unida en Huelva, señala que “no nos valen las explicaciones que ha dado apresuradamente el delegado provincial de la Junta de Andalucía en Huelva, con las que sólo pretendía minimizar este grave episodio contaminante”. Por ello, “reclamamos en el Parlamento Andaluz a la Consejería de Medio Ambiente que informe detalladamente sobre el volumen de aguas contaminadas vertidas, su alcance en la cuenca del río Odiel, sus consecuencias y las medidas que se tienen que tomar urgentemente para paliar los graves efectos que este vertido ha ocasionado”, ha manifestado Camacho.

José Antonio Castro, parlamentario andaluz de Izquierda Unida, va a preguntar en la Cámara Autonómica sobre el nivel de control que tiene que ejercer la Consejería de Medio Ambiente sobre las numerosas balsas mineras de estas características que existen en la provincia de Huelva, “ya que lo ocurrido ayer demuestra que no hay garantías de que episodios como éste puedan repetirse de nuevo en la provincia”, advierte Castro. Izquierda Unida quiere saber si la Junta de Andalucía tiene un plan adecuado para controlar el estado y la seguridad de las balsas que proliferan como consecuencia de la actividad minera y que constituyen “verdaderas bombas de relojería” que amenazan al medio ambiente de la provincia de Huelva.

Además, Izquierda Unida reclama a la Consejería de Medio Ambiente que vaya más allá de abrir un expediente sancionador, por lo que le exige que colabore con la Fiscalía de Medio Ambiente para depurar las responsabilidades penales que procedan por este hecho, “ya que las responsabilidades políticas debe valorarlas el propio Parlamento Andaluz”. En este sentido, IU considera que el vertido “supone un flagrante delito medioambiental que no puede quedar impune, ya que en Huelva estamos hartos de sufrir continuamente y desde hace muchos años episodios contaminantes que gozan de una inexplicable inmunidad”, según expone Camacho, que ha advertido de lo que habría ocurrido si hubiera estado operativa la presa de Alcolea ” alcanzando las aguas contaminadas directamente a los regadíos que esa instalación tendría que abastecer”.

Por otra parte, hay que recordar que el río Odiel desemboca en las marismas de Huelva, “que tendría que soportar otra presión contaminante más que afectaría al delicado equilibrio de su ecosistema y dañaría gravemente este espacio de altísimo valor medioambiental”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*