Opinión



El 9,24% de los hogares de Huelva cambian en 12 meses su contrato de la luz

La mayoría buscan abaratar las facturas

De 333.646 contratos en Huelva, 30.817 se fueron a otras comercializadoras en 2016

De un total de 333.646 contratos domésticos-comercial en Huelva (los de tipo 2.0A, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA y 2.1DHS), 30.817 de ellos (el 9,24%) cambiaron de comercializadora a lo largo de los doce meses del 2016, según el último informe al respecto de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), algo por encima del 8,2% de media de los hogares de España que trasladaron sus contratos, como figura en el Panel de Hogares dado a conocer esta semana por el propio órgano regulador.

Según este último estudio, con cifras de ámbito nacional, un 75,4% de los que cambiaron de comercializadora buscaba abaratar las facturas, el 17,2% beneficiarse de una oferta conjunta de gas y electricidad, un 9,4% disfrutar de beneficios añadidos de la oferta; un 8,8% la insatisfacción con la atención al cliente del proveedor antiguo y un 5,8% por buscar un tipo de tarifa distinta.

Un caso similar al de los hogares de Huelva ocurre con los contratos 3.0A, los más frecuentes entre las pymes, en los que se registraron en esos doce meses 1.538 cambios de comercializadoras del total de 5.846 existentes en la provincia a final del 2016, más de uno de cada cuatro, según recoge la comercializadora de renovables Unieléctrica del informe de la CNMC.

Las cifras muestran el grado de insatisfacción del consumidor, que busca en un mercado cada vez más competitivo ofertas que le compense económicamente

Para Diego Montes, director-gerente de Unieléctrica, “las cifras muestran el grado de insatisfacción del consumidor y su mayor información y preparación para buscar en un mercado cada vez más competitivo ofertas que le compense económicamente, buscando el ahorro para los hogares o abaratando costes en el caso de las pymes”, una tendencia que “aprovechan comercializadoras de dimensiones moderadas o con ofertas especializadas, como le ocurre a Unieléctrica con las renovables, propiciando, por ejemplo, que esta empresa esté prácticamente duplicando cada año su número de clientes”.

En sentido contrario, y buscando las razones por las que los otros 9 de cada diez hogares no han cambiado su contrato a lo largo del 2016, el reciente Panel de Hogares de la CNMC contempla que un 21,9% han permanecido con la misma comercializadora por estar contento con las tarifas, un 21,7% por su satisfacción con la calidad del servicio y atención al cliente y un 42,6%  que reconoce que “no sé si mi operador me ofrece una buena oferta pero no creo que me ahorre mucho dinero con un cambio”, dice el informe. Pese a todo, el Panel de Hogares de la CNMC reconoce que a lo largo de la historia ya casi un tercio de los hogares ha cambiado alguna vez de comercializadora eléctrica, concretamente el 28,2%. Capítulo aparte están las dificultades para llevar el contrato de una a otra comercializadora. Al respecto, del total de clientes que en el 2016 cambiaron de operador, un 11,2% calificó los trámites realizados como “difícil o muy difícil”.

Por parte de la comercializadora de energías renovables Unieléctrica, esta firma, junto a su grupo, entró el año pasado entre las diez primeras de España a la hora de surtir a las pequeñas y medianas empresas y autónomos con 12.570 contratos 3.0A (el más frecuente de este sector), de los que hay en total 745.437 suministros en toda España, recoge también el informe de la CNMC con datos a finales del 2016. Del total de pymes y autónomos a los que suministra el grupo, 6.359 lo hacen con energía 100% renovable, la que surte Unieléctrica directamente. De hecho, la comercializadora, con presencia en toda España y desde el año pasado fuertemente implantada también en Baleares y Canarias (que se rigen por otra reglamentación) es ya la segunda de España en número de clientes para este tipo de energía limpia en contratos 3.0A.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*