El agua del grifo es igual o mejor que la embotellada y mucho más barata

El mito de este mes de Aqualia se centra en los beneficios de consumir agua del grifo 

El agua suministrada por la red pública tiene que tener una calidad en su composición que pueda ser compatible con el 100 % de la población

Compartir en Facebook

El 11º mito de la Campaña que Aqualia ha lanzado en www.informacionrealdelagua.com se centra en la idoneidad de consumir agua del grifo frente a la embotellada: ¿es de mejor calidad?, ¿qué controles se realizan sobre ambas?, ¿qué beneficios tiene optar por el agua suministrada por la red pública de abastecimiento? 

En España el agua del grifo está extremadamente protegida desde el punto de vista legal y sanitario. Es uno de los productos alimentarios más controlado, sujeto a un triple control: Sanitario, Técnico y económico y el propio que realiza el gestor del servicio, avalado por las diferentes normas de calidad. 

Es el RD 140/2003 el que establece los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, que exige controlar hasta 53 parámetros en el agua del grifo. Las aguas embotelladas tan sólo exponen unos pocos, entre 5-8 en su etiqueta sin ofrecer un valor de referencia. Además de estos aspectos hay que tener en cuenta el ahorro económico que supone consumir agua del grifo, que supone un coste medio de 0,10 € por persona/mes, mientras que el consumo de agua embotellada es una opción mucho más cara, alrededor de 20 € al mes por persona. 

Junto a esto, hay que tener en cuenta que el 90% del coste del agua embotellada es la propia botella, envase que, además, provoca daños en el entorno. Harían falta 3 litros de agua para fabricar una botella de plástico de medio litro (Huella hídrica). 

El mito concluye destacando que las empresas operadoras realizan diariamente  análisis exhaustivos en el agua para garantizar que no posea ninguna sustancia o microorganismo en una concentración tal que pueda suponer riesgo para la salud de las personas que la consumen. En concreto, Aqualia realiza anualmente 865.790 determinaciones paramétricas de agua potable, extraídas de los miles de puntos de muestreo distribuidos por toda la geografía española, con objeto de efectuar un exhaustivo control de calidad oficial del agua

Pero además el agua suministrada por la red pública tiene que tener una calidad en su composición que pueda ser compatible con el 100 % de la población.

Aqualia está a punto de concluir la Campaña lanzada comienzos de año en torno a la página web www.informacionrealdelagua.com. En ella, se recogen 12 falsos mitos, muy populares entre los ciudadanos, que rodean a la gestión del ciclo integral del agua y se dan argumentos objetivos para desmontarlos. 

RSS

El agua del grifo es igual (o mejor) que la embotellada

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*