Cuatro individuos roban un coche en Cartaya y uno de ellos intenta atropellar a un agente

Uno de los detenidos portaba una catana y ha ingresado en prisión

Un agente de la Guardia Civil con la catana intervenida a uno de los detenidos

La Guardia Civil y la Policía Local de Cartaya han procedido a la detención de cuatro personas, como presuntos autores de un  delito de robo de uso de vehículo a motor y otro de daños en vehículos. Además a uno de ellos también se le atribuye el delito de atentado a un agente de la autoridad tras intentar atropellarlo con un vehículo robado.

Los hechos se produjeron el pasado día 22 de abril cuando una patrulla de la Guardia Civil en la localidad de Cartaya, procedió a dar el alto a un vehículo con cuatro ocupantes, cuyas características coincidían con las de un turismo que había provocado daños en otros vehículos de la localidad, momento en el cual el conductor comienza a acelerar, intentado atropellar a uno de los agentes, huyendo a toda velocidad.

Enseguida se consultaron los datos de la matrícula a la Central 062 que comunicó a los agentes que ese vehículo había sido sustraído el pasado día 17 de abril en la localidad de La Redondela, según informa la Guardia Civil.

Instantes después, el vehículo fugado fue localizado por otra patrulla en una calle de la localidad, y un testigo les comunicó que dos de los ocupantes se habían marchado en otro vehículo aportando su descripción y los otros dos a pie, portando uno de ellos una catana.

Rápidamente se montó un dispositivo coordinado de búsqueda junto con agentes de la Policía Local de Cartaya, que fueron requeridos por el dueño de un establecimiento, donde al  parecer un varón que se encontraba en el interior había intentado robarle, amenazándole con un arma blanca. Una vez dentro, los agentes comprobaron que la descripción física de esta persona coincidía con la de uno de los fugados, así como la catana que portaba, procediéndose a su detención. Esta persona mostró una “actitud violenta hacia” los agentes, llegando a agredir a un agente de la Policía Local.

Las otras, tres personas, gracias a la  colaboración ciudadana, que aportaron datos físicos e identificativos, fueron localizadas y detenidas el mismo día.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente, que decretó el ingreso en prisión inmediata del portador de la catana.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*