El Gobierno atiende a la automoción y relanza el contrato de relevo para crear 70.000 empleos

Reparación de vehículos en un taller

El Gobierno ha relanzado a través de un Real Decreto Ley de medidas urgentes el contrato de relevo para la industria manufacturera, una figura “de especial incidencia” para el sector de la automoción, que demandaba una renovación. Con esta medida, se prevé la creación de 70.000 puestos de trabajo.

El contrato de relevo es aquel que suscribe una empresa con un trabajador en situación de desempleo o con un contrato de duración determinada para sustituir a otro que ha solicitado jubilarse de manera parcial.

Dentro del Real Decreto Ley de Medidas Urgentes para el impulso de la Competitividad Económica de la Industria y el Comercio aprobado por el Consejo de Ministros, se prorroga hasta el 1 de enero 2023 la aplicación de la normativa relativa a la jubilación parcial con simultánea celebración de contrato relevo, dado que el 31 de diciembre de 2018 finaliza el plazo de aplicación de la Disposición Transitoria cuarta del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo asegura que es “necesario” y “urgente” alargar su periodo de aplicación para lograr los objetivos de esta modalidad de jubilación parcial: rejuvenecer las plantillas, fomentar la contratación indefinida, incrementar la productividad de las empresas y contribuir a la transición ecológica de la industria, manteniendo su actividad y sus empleos.

A través de esta medida, la industria española renovará su plantilla y tendrá capacidades adicionales para abordar su necesaria digitalización y eficiencia energética. Así, con esta prórroga, el Ejecutivo espera poder asegurar alrededor de 70.000 puestos de trabajo en los próximos cinco años.

El Gobierno del PP endureció en 2011 y posteriormente en 2013 las condiciones para acogerse a la jubilación parcial, lo que perjudicó la realización de contratos de relevo.

No obstante, ante las demandas del sector de la automoción, en 2015, en el marco de una disposición transitoria en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, se estableció una moratoria, que finalizaba el próximo 31 de diciembre, para que la legislación anterior a 2011 se siguiera aplicando en determinados supuestos, como por ejemplo el formar parte de planes de jubilación parcial recogidos en convenios o acuerdos de empresa.

Dicha moratoria se prorroga ahora hasta el 1 de enero de 2023, con el objetivo de ayudar a las empresas de la industria manufacturera, especialmente a las del sector del automóvil, a mejorar su competitividad y rejuvenecer plantillas.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esta mejora “sustancial” del contrato de relevo generará una competitividad en la industria española y empleo de calidad para los jóvenes. “Esta medida ayudará a generar oportunidades y a combatir dos grandes desafíos que identifica este Gobierno: la digitalización y la transición ecológica”, ha apuntado.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*