Opinión



Las investigaciones apuntan a que la muerte de Laura no fue natural

El cuerpo se encontraba boca abajo y semioculto y a unos 200 metros ha aparecido ropa de la joven

El cuerpo de Laura ha sido hallado en una zona de matorrales cerca de El Campillo

Los especialistas que investigan la muerte de la joven Laura Luelmo, cuyo cuerpo ha sido hallado en la mañana de este martes en una zona de matorrales en las inmediaciones de la N-435, a 9 kilómetros de su domicilio en El Campillo (Huelva) consideran que ésta no se produjo de modo natural por la forma en la que se encontraba el cadáver en una zona montañosa, boca abajo y semioculto y porque a 200 metros del cuerpo ha aparecido ropa suya.

No obstante, en estos momentos, no existe ningún interrogatorio en marcha sobre algún sospechoso relacionado con la muerte de la joven zamorana y se busca su teléfono móvil y otros indicios que puedan ser hallados en la zona.

La Guardia Civil ha confirmado oficialmente a última hora de la tarde que el cuerpo hallado es el de la joven profesora, aunque desde el momento de su aparición se sabía que las probabilidades eran muchas.

Sobre las 12:00 horas, un voluntario que participaba en las labores de búsqueda de la joven llamó al centro operativo de la Guardia Civil comunicando la localización de unas prendas de mujer. Además, este voluntario alertó a una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba en la zona trabajando en el dispositivo desplegado para informarles de su hallazgo, según ha señalado la Guardia Civil.

Los agentes encontraron a unos 200 metros del lugar del hallazgo de las prendas el cadáver de una mujer aparentemente joven en una zona de terraplén y matorrales. La Guardia Civil acordonó la zona para evitar alterar las
pruebas que pudieran hallarse junto al cadáver.

A primera hora de la tarde se ha incorporado, llegado desde Madrid, el Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil para realizar una inspección ocular exhaustiva en búsqueda de pruebas que puedan ayudar a esclarecer este suceso.

A las 18:40 horas y en presencia de la titular del Juzgado Nº1 de Valverde del Camino, se ha producido el levantamiento del cadáver y su posterior identificación. Posteriormente, ha sido trasladado al Anatómico Forense para la realización de la autopsia, ubicado en el tanatorio nuevo de Huelva.

El equipo de especialistas de la Guardia Civil, entre los que se encuentran agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que participaron en la búsqueda de Diana Quer, analizará este martes detalladamente la zona en la que ha aparecido el cuerpo de Laura en busca de alguna pista que ayude a esclarecer su muerte.

Cinco días desaparecida

Laura Luelmo desapareció el pasado miércoles, 12 de diciembre, de El Campillo tras salir a hacer deporte. La joven, natural de Zamora, llevaba muy pocos días viviendo en esa localidad, ya que acababa de empezar a cubrir una suplencia en un instituto de Nerva.

La última llamada que realizó con su móvil fue el mismo día de su desaparición, sobre las 16.00 horas para hablar con su pareja, a la que le comentó que iba a hacer algo de deporte. Posteriormente, sobre las 20.00 horas, un repetidor de la zona captó una señal del móvil de Laura, lo que indica que había abierta a esa hora alguna aplicación del teléfono. Esa es la última señal sobre el paradero de la joven.

Desde su desaparición, denunciada el 13 de diciembre, se montó un amplio dispositivo de búsqueda en el que han participado Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local, además de numerosos voluntarios, la mayoría vecinos de pueblos cercanos, así como de Zamora, de donde era la víctima.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*