Opinión



La CNMC vuelve a indignar a agricultores y ganaderos con un informe “disparatado”

Protesta de agricultores a las puertas de la CNC -anterior denominación de la CNMC-, en 2011. Foto: Joaquín Terán

El último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha indignado a agricultores y ganaderos de toda España. La organización profesional UPA ha criticado el documento por “ser parcial”, por “no aportar nada” para solucionar la crisis que sufren los productores y por ser “un disparate en toda regla”.

El organismo se ha pronunciado sobre el Proyecto de Real Decreto del Ministerio de Agricultura que pretende regular las organizaciones de productores en los sectores cárnicos del vacuno, el ovino y el caprino, en la línea de las que existen en los sectores lácteo, cunícola, hortofrutícola y tabaquero.

Competencia ignora la realidad

UPA considera que Competencia ignora la realidad del sector agroalimentario en España, con una distribución hiperconcentrada y unas industrias potentísimas, y con miles de agricultores y ganaderos de pequeña dimensión, disgregados y atomizados.

Las organizaciones de productores (OP) son un intento de agricultores y ganaderos de “salir del atolladero” en el que se encuentran. España cuenta con una cadena agroalimentaria “desequilibrada y perniciosa”, que está provocando el continuo cierre de explotaciones, especialmente de las más débiles y pequeñas.

Las OP están recogidas por el derecho de la Unión Europea en la OCM Única mediante un reglamento aprobado en el año 2013. Competencia también critica en su informe los intentos de la UE por acabar con las prácticas abusivas que perjudican a agricultores y consumidores.

“Lo de la CNMC con los agricultores y ganaderos es una obsesión”, han denunciado desde UPA, que ha anunciado que pedirá a los grupos del Congreso de los Diputados –a cuya supervisión debe someterse el organismo- que “llamen al orden” a las autoridades de Competencia para que “dejen de ahogar los intentos de los productores de salir adelante”.

El organismo público considera que las organizaciones de productores constituyen un riesgo para la competencia. Sobre la “brutal concentración” de la industria y la distribución guardan silencio, denuncian desde UPA

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*