La Junta propondrá a la UE reprogramar fondos Feder para revertir la escasa ejecución del anterior Gobierno

Fomento plantea una batería de medias para salvaguardar las partidas del marco 2014-2020, con apenas un 12% de certificación

Acelerará el ritmo de ejecución de programas ya incluidos en los Feder como el Puerto Seco de Antequera, el desdoble de la A-392 Alcalá de Guadaíra-Dos Hermanas, las obras de integración puerto-ciudad en municipios costeros como Fuengirola o Rota, el ramal ferroviario Vadollano-Linares o el tramo de la autovía del Almanzora entre El Cucador y La Concepción

La Junta de Andalucía va a proponer a la Unión Europea (UE) una reprogramación de las actuaciones en materia de infraestructuras financiadas con fondos Feder, que permita elevar el actual nivel de ejecución y certificación. La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha elevado un informe al Consejo de Gobierno en el que se detalla que, de los 835 millones de euros asignados del programa operativo Feder (2014-2020), sólo se han ejecutado en torno a 192 millones, un 23% del total, y con un grado de certificación de sólo el 12% por un montante de 100 millones. El escaso grado de certificación de los fondos del plan de cofinanciación europea implica que 735 millones peligren en mayor o menor medida.

En Huelva por ejemplo, peligraba por falta de ejecucción la mejora de la seguridad vial en un tramo de concentración de accidentes en la carretera A-5054 en Isla Cristina (Huelva); Restauración paisajística de la A-495 Gibraleón-San Bartolomé de la Torre (Huelva); Mejora de la seguridad vial en un tramo de concentración de accidentes en la carretera A-5052 en Punta Umbría (Huelva); Mejora de la seguridad vial en un tramo de concentración de accidentes en la carretera A-494 en Moguer y Palos de la Frontera (Huelva);  y la mejora de la seguridad vial en un tramo de concentración de accidentes en la carretera A-472 en La Palma del Condado (Huelva).

El informe elevado al Consejo de Gobierno, que expone ejemplos de mala ejecución como los tranvías de Alcalá de Guadaíra y la Bahía de Cádiz, revela además que el dinero aún no ejecutado tiene un impacto directo sobre la economía y la generación de empleo. Según estimaciones de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, las ayudas comunitarias no ejecutadas suponen actualmente que 7.000 puestos de trabajo estén en riesgo, o lo que es lo mismo, una caída de fondos que equivale al 0,23 del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad autónoma.

Ante esta situación, la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha defendido que el objetivo es revertirla y cambiar la forma de gestión de gobiernos anteriores. La primera medida va a ser no volver a incluir actuaciones en los fondos europeos sin haber suscrito previamente los pertinentes convenios con los ayuntamientos, además de no seguir aplicando este tipo de cofinanciación a proyectos que no sean competencia de la Junta, como es el caso de la ejecución de carriles bici urbanos. En estos supuestos, Carazo ha avanzado que se harán siempre con fondos propios y no con cargo al programa operativo Feder. Por otro lado, también se ha marcado el objetivo de acabar con los desfases en las verificaciones y evitar que estos programas europeos estén condicionados a la financiación de otras administraciones.

Proyectos que peligraban en Andalucía por falta de ejecucción
 

Además de estas medidas, la Junta adoptará a corto plazo otras que permitan acelerar el ritmo de las certificaciones y cumplir con las exigencias de la Unión Europea. El escenario, teniendo en cuenta que se dan tres años de margen para la finalización y puesta en funcionamiento de las obras, es que quedan menos de cinco años (31 de marzo de 2023) para certificar el 88% de los fondos, ya que en los tres años anteriores sólo se ha cumplido con el 12%. Por ello, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio va a proponer a la Dirección General de Fondos Europeos que solicite a la UE una reprogramación de actuaciones de los fondos Feder por más de 31 millones de euros que permita alcanzar el máximo nivel posible de ejecución y certificación.

La mayor partida de la reprogramación permitirá incrementar la inversión dirigida a la conservación de carreteras. La propuesta incluye 12 millones para mejorar la seguridad en tramos de concentración de accidentes de cerca de una veintena de carreteras de la red autonómica y más 10,3 millones para rehabilitar viviendas de las barriadas más desfavorecidas de Andalucía. También se reservan tres millones para la puesta en marcha de restauraciones paisajísticas en carreteras, un millón para la mejora de pavimentos para la reducción de emisiones contaminantes y, por último, partidas para reforzar el personal que prepara, ejecuta, supervisa e inspecciona los expedientes cofinanciados con Feder, ya que el anterior Gobierno andaluz solo había previsto la contratación hasta 2021.

Además de esta reprogramación, la Consejería acelerará el ritmo de ejecución de programas ya incluidos en los Feder como el Puerto Seco de Antequera, el desdoble de la A-392 Alcalá de Guadaíra-Dos Hermanas, las obras de integración puerto-ciudad en municipios costeros como Fuengirola o Rota, el ramal ferroviario Vadollano-Linares o el tramo de la autovía del Almanzora entre El Cucador y La Concepción, un proyecto que se anunció en 1985 y cuya primera piedra no se puso hasta 2005. Prueba de este cambio de ritmo impulsado son las licitaciones iniciadas hace solo unas semanas y que llevaban años paralizadas, como el viaducto de Pago de Enmedio en La Rinconada (Sevilla), la mejora en el acceso a Antequera por la A-7282 o el incremento de la seguridad en la carretera entre Ronda y Ardales (A-367), entre otras actuaciones.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*