‘Puerta de Doñana’ y ‘Campiña Sur’ estudian abandonar la Plataforma en Defensa de los Regadíos por discrepancias

No están de acuerdo con el reparto del agua superficial que necesita la zona

Agricultores del Condado se manifiestan en Huelva reclamando el trasvase

La Asociación de Agricultores Puerta de Doñana (Almonte) y la Asociación de Agricultores Campiña Sur (Rociana del Condado), que representan más del 75% de la superficie agrícola regable de la demarcación del Guadalquivir dentro del Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana, se plantean abandonar la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva “por discrepancias con la dirección” en relación al reparto del agua superficial que necesita la zona.

En concreto, consideran que dicha plataforma “no defiende los intereses generales de todos los regantes sino más bien los intereses particulares de una minoría, perjudicando claramente con sus últimas actuaciones a los agricultores del entorno más próximo a Doñana”. Así, estos dos colectivos no respaldan las actuaciones llevadas a cabo por la Plataforma, ya que considera que van “en contra de la mayoría de los agricultores del Condado”, según han informado en una nota de prensa.

Los agricultores consideran que la Plataforma muestra “una falta de lealtad con los agricultores más próximos a Doñana”, por lo que “no se sienten representados en las últimas negociaciones dirigidas por la plataforma, ya que una vez más estas zonas son las que más han perdido en favor de otras, por lo que se verían gravemente perjudicadas de llevarse a cabo las pretensiones de la Plataforma”.

Han recordado que entre Almonte y Rociana cuentan con más del 75% de las hectáreas de regadío del plan de la Corona norte, además de ser estos municipios los más próximos a Parque Nacional, por lo que “no tendría sentido que el reparto de agua superficial se hiciera desde la periferia al centro del problema y que en tal caso no solucionaría la problemática”.

“No defiende los intereses generales”

Los agricultores de estas asociaciones consideran que esta Plataforma, creada desde la Comunidad de Regantes El Fresno (Moguer), “no defiende los intereses generales de todos los regantes sino más bien los intereses particulares de una minoría, perjudicando claramente con sus últimas actuaciones a los agricultores del entorno más próximo a Doñana”. Desde la Comunidad de regantes de El Fresno, ubicada en la demarcación del Tinto, Odiel y Piedras, se ha creado además la Comunidad de Regantes ‘Fresno Guadalquivir’.

Como han explicado, se trata de las tres entidades (Comunidad de regantes del Fresno, Comunidad de Regantes del Fresno Guadalquivir y Plataforma en defensa de los Regadíos de Doñana), desde la misma sede en Moguer, en la Demarcación del Tinto Odiel Y Piedras, y el punto “más alejado del ámbito de influencia, se han erigido injustamente como portavoces de los agricultores del Entorno de Doñana, siendo ellos los únicos beneficiaros de todo el agua superficial que se ha trasvasado hasta el momento supuestamente para Doñana y que nunca ha llegado al entorno del Espacio Natural”.

La Asociación de Agricultores Puerta Doñana y la Asociación de Agricultores Campiña Sur han manifestado que la Plataforma en defensa de los Regadíos está controlada “únicamente” por la directiva de las comunidades de Regantes del Fresno y el Fresno Guadalquivir, llevando a cabo acciones que “solo benefician al ámbito de estas dos comunidades”. Por ello, estiman que, “de seguir en esta línea de trabajo, todo el esfuerzo de las administraciones habrá sido en vano ya que daría cobertura a la creación de nuevas hectáreas de cultivo en zonas que no las tenían bajo el paraguas de Doñana y con la cobertura del agua superficial para Doñana sin que en la realidad llegase una gota al Espacio Natural”.

Estas asociaciones de agricultores plantean que el agua procedente del trasvase “no puede quedarse solo por el camino”, sino que “debe llegar realmente a Doñana”, ya que “el fin último del trasvase es preservar los excepcionales valores medioambientales del Espacio Natural de Doñana”.

Ambas asociaciones han hecho un llamamiento a “la cordura” y exigen que las distintas administraciones actúen en consecuencia con “la solución global del problema, no sólo con soluciones puntuales desviando de forma ilícita el agua que tenía un fin determinado”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*