Lombardi, el cineasta peruano, recogerá el Premio Ciudad de Huelva esta noche en el Gran Teatro

Perú presenta en el marco del certamen onubense su producción cinematográfica

Francisco J. Lombardi: “Este premio me supone un ejercicio de memoria y de reencuentro conmigo mismo”

El director, productor y guionista peruano Francisco J. Lombardi, que recibirá esta noche el homenaje del Festival de Huelva recogiendo su Premio Ciudad de Huelva, el máximo galardón honorífico que otorga el certamen onubense, ha alabado hoy el Festival de Huelva, que, según ha afirmado, “es un espacio con una gran significación para el cine iberoamericano”. Un reconocimiento que se produce por ser uno de los grandes nombres de la cinematografía iberoamericana, con más de cuatro décadas de trayectoria y más de una veintena de premios que avalan su carrera.

El cineasta, acompañado por el director del Festival de Huelva, Manuel H. Martín, y el agregado cultural de la Embajada de Perú, Alonso Ruiz-Rosas, ha asegurado en rueda de prensa que el Premio Ciudad de Huelva supone “para mí un auténtico ejercicio de memoria y de reconciliación conmigo mismo como director, dado que me ha permitido volver a ver muchas de mis películas”.

Lombardi ha confesado que “mi llegada al cine fue por puro azar, puesto que procedo de una ciudad pequeña del sur del Perú, donde el cine era lo único que daba lugar un poco a la fantasía. Y fue así como luego decidí estudiar cine en la Escuela de Cine Documental de Argentina, donde, además de la fantasía, también me enseñaron a mirar de otra forma para poder contar cosas que suceden a nuestro alrededor. A partir de aquí, la posibilidad de hacer mi primera película se produjo gracias a que mi cuñado consiguió que un productor venezolano nos apoyara, con lo que pude hacer mi primera película, ‘Muerte al amanecer’, un coproducción que cosechó numerosos premios y un gran éxito. Y este me permitió continuar haciendo cine”.

Por último, el director peruano ha reconocido que “hoy en día es mucho más accesible hacer cine, gracias en gran parte a la tecnología digital, sin olvidar que desde el Ministerio de Cultura se está apostando por apoyar las producciones cinematográficas”.  

Por su parte, el agregado cultural de la Embajada de Perú felicitó al certamen onubense por este reconocimiento que se le concede “a la figura más destacada del cine peruano, un cineasta que, además, ha ganado un premio Goya y el Premio Nacional de Cinematografía de Perú”. Para Ruiz-Rosas, “todos los que somos amantes del cine en Perú, somos seguidores y amantes del cine de Lombardi”. 

A este respecto, el director del certamen, Manuel H. Martín, ha afirmado que “es una gran satisfacción y honor para el Festival entregar a Lombardi este galardón”, por su contribución al cine y la cultura latinoamericanas, así como el “valioso aporte” a la historia del cine de Perú del que es “el cineasta peruano más prolífico y reconocido internacionalmente”. 

Tras recoger el galardón en Huelva, el Festival, con la colaboración de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, extiende parte de su programación a Madrid con la proyección de la película de Lombardi ‘Caídos del cielo’ (1990), que obtuvo el Goya a la Mejor Película Iberoamericana y el Gran Premio en el Festival Internacional de Cine de Montreal en 1991, tras lo que se celebrará un encuentro con el director peruano, como Premio Ciudad de Huelva, en la sede de la Academia. 

El Iberoamericano recupera con Lombardi el segundo Ciudad de Huelva para reconocer a una de las grandes figuras de la industria del cine, no solo en su país (Perú), sino en toda Iberoamérica, habiendo desarrollado buena parte de sus largometrajes en coproducción con España. Y es que Francisco J. Lombardi ha dirigido casi una veintena de títulos desde su primera película: ‘Muerte al amanecer’ (1977), con la que cosechó gran éxito de público y crítica.

Algunos de sus trabajos han tomado parte en este certamen, como ‘Muerte de un magnate’ (1980) y ‘Maruja en el infierno’ (1983), con los que consiguió la Mención Especial del Jurado en las ediciones octava y novena de la muestra. Ya en 1985 volvió a visitar el Festival de Huelva de la mano de ‘La ciudad y los perros’ (1985), basada en la novela anomónima de su compatriota Mario Vargas Llosa.

Apasionado desde niño por el cine y la literatura, esta es una más de las adaptaciones que Lombardi ha llevado al cine, a las que se suman ‘Sin compasión’ (1994), basada en una obra de Fyodor Dostoyevsky; ‘No se lo digas a nadie’ (1998), de Jaime Bayly; ‘Pantaleón y las visitadoras’ (1999), también de Mario Vargas Llosa; y ‘Tinta roja’ (2000), basada en la novela del escritor chileno Alberto Fuguet.

A lo largo de estas más de cuatro décadas de carrera, ha cosechado numerosos premios y nominaciones. Entre los primeros, que superan la veintena, destacan algunos como la Mención Especial del Jurado del Festival Internacional de Cine de Locarno (1977) por ‘Muerte al amanecer’, la Concha de Plata al Mejor Director en el Festival de San Sebastián (1985) por ‘La ciudad y los perros’, el Premio Especial del Jurado en este último (1988) por ‘La boca del lobo’, el Goya a la Mejor Película Extranjera de Habla Hispana (1990) por ‘Caídos del cielo’, la Concha de Plata al Mejor Director en San Sebastián (1996) por ‘Bajo la piel’ o el Premio Golden Sun a la Mejor Película en el Festival de Biarritz (2003) por ‘Ojos que no ven’, entre otros.

En este último año, Francisco J. Lombardi ha estado inmerso en su último trabajo, ‘Amelia’, que aún no ha visto la luz y en el que trabaja con dos actores habituales en su carrera: Gustavo Bueno y Mayella Lloclla, quienes dan vida a dos personajes de condición económica, social y política absolutamente distintas pero destinados a convivir.

Presentación Cine Peruano

Con este premio, el Festival de Huelva de Cine Iberoamericano realiza un guiño más a Perú, país al que homenajea en su 45 edición y al que está dedicado su cartel anunciador. De hecho, durante esta rueda de prensa, el Festival de Huelva ha acogido la presentación del cine producido en Perú para conocer a fondo las películas y a los cineastas peruanos que participan este año en el certamen, así como para dibujar el panorama de la situación actual de la industria audiovisual de este país latinoamericano.

Durante el Ciclo de Cine Peruano, que contará con la Sala A de la Casa Colón como lugar de proyección, los espectadores del Festival podrán ver ‘Wiñaypacha’, de Óscar Catacora; ‘Retablo’, dirigida por Álvaro Delgado-Aparicio; ‘La última tarde’, de Joel Calero; y ‘La ciudad y los perros’, ‘Caídos del cielo’ y ‘Dos besos’, estas tres últimas de Francisco J. Lombardi, Premio Ciudad de Huelva en esta 45 edición del Festival.

‘Wiñaypacha’ (2017), de Óscar Catacora, cuenta la conmovedora historia de una pareja de ancianos octogenarios que viven en un lugar remoto de Los Andes, a 5.000 metros sobre el nivel del mar, enfrentándose a la miseria y las inclemencias del tiempo, de ahí que ruegan que regrese su único hijo emigrado. Vicente Catacora y Rosa Nina son los intérpretes de este film, que es la primera película grabada íntegramente en aymara, lengua originaria de los Andes centrales.

Álvaro Delgado-Aparicio presenta ‘Retablo’ (2019), su primer largometraje de ficción como escritor y director, con el que ha obtenido hasta 32 premios en diferentes festivales, entre los que se encuentran el Teddy Award a Mejor Ópera Prima en el Festival de Berlín. Rodada en gran parte en quechua, está protagonizada por Magaly SolierAmiel Cayo y Junior Béjar. Cuenta la historia de un joven de 14 años, que está siendo entrenado por su padre, un maestro retablista, cuando descubre por accidente un secreto de su progenitor, lo que hará que todo su mundo se venga abajo.

Katerina D’Onofrio y Lucho Cáceres protagonizan ‘La última tarde’ (2016), un drama que muestra cómo dos ex–guerrilleros se reencuentran para firmar su divorcio después de que hayan pasado 19 años desde que uno de ellos abandonara al otro en circunstancias confusas. Escrita y dirigida por Joel Calero, este film, que forma parte de una trilogía sobre violencia política, ha sido reconocido con numerosos galardones, como el Premio al Mejor Director en el 32º Festival Internacional de Cine en Guadalajara, además de conseguir el Premio del Público y al Mejor Actor en el Festival de Cine de Lima.

Homenaje a Francisco J. Lombardi

Este ciclo se completa con la proyección de tres de los títulos más icónicos de Francisco J. Lombardi, como son ‘Caidos del cielo’ (1990), ‘La ciudad y los perros’ (1985) y ‘Dos besos’ (2015).

‘Caidos del cielo’, basada en el cuento ‘Los gallinazos sin plumas’ de Julio Ramón. En este trabajo, Lombardi narra tres historias que forman un entramado de tragedia y amor: dos ancianos que han perdido a su único hijo, un locutor y una depresiva con deformidades corporales y una abuela ciega, obsesionada con recuperar la vista, unos personajes que conforman una mirada social a la década de los ochenta en Lima.

Basada en la novela homónima de Mario Vargas Llosa, ‘La ciudad y los perros’ es una de las cintas más vistas y recordadas de la cinematografía peruana, un largometraje en el que Lombardi realiza una crítica a la forma de vida y cultura castrenses. En el reparto participan Pablo Sierra, Gustavo Bueno y Luis Álvarez.

El thriller es el género en el que se presenta ‘Dos besos’, que cuenta con Mayella Lloclla, Wendy Vásquez y Javier Valdés en el elenco. Tres personajes que muestran sus diferentes puntos de vista en unas relaciones marcadas por los celos y las diferencias sociales y culturales.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*